SABOR A OTOÑO

Cómo cocer castañas en casa

Asadas o dulces: disfruta del fruto seco más típico del otoño.

Castañas

Castañas Pexel

Publicidad

STORIES

El olor a castaña asada es uno de estos aromas que nos transporta automáticamente al otoño, y es que no hay alimento más típico de esta temporada que este delicioso fruto seco. Durante esta época del año, es frecuente encontrar en diferentes puntos de algunos municipios, paraditas al aire libre en las que cuecen castañas al momento, que después se venden en papelinas.

Este tipo de establecimientos móviles acostumbran a cocer las castañas en estufas de leña para cocinar. Gracias a esta herramienta las castañas quedan en su justo punto: tostaditas, tiernas por dentro y crujientes por fuera.

Desafortunadamente, en casa es complicado disponer de un aparato de este tipo para cocinar. Pero, ¿sabías que igualmente puedes asar las castañas tú misma? Existen diferentes técnicas caseras para cocinar las castañas y conseguir que queden en su punto ideal. Te las enseñamos a continuación

Maneras de cocer las castañas

Al fuego

Para cocer las castañas al fuego debes disponer de una sartén especial para ello. Este tipo de herramientas se caracterizan por tener agujeros en la base. De modo que, las llamas del fuego penetran directamente en la castaña y la asan. Puedes encontrar estas sartenes fácilmente en Amazon.

Antes de poner las castañas al fuego, debes limpiarlas, secarlas y hacer una pequeña incisión en cada una de ellas. Después, cocínalas a fuego medio durante unos 30 minutos, hasta que veas que están hechas. Ve removiendo la sartén de vez en cuando y, cuando lo hagas, vigila de no quemarte con las chispas de fuego procedentes de las cáscaras quemadas.

Al horno

Para asar las castañas en el horno, primero, también debes limpiar, secar y hacer un corte en cada una de ellas. Después, precalienta el horno a 200ºC con calor por arriba y por abajo y, cuando ya esté caliente, espárcelas por la bandeja. Deja que se cocinen 30 minutos. Cuando lleven la mitad del tiempo en el horno, dales la vuelta y listas.

Versión dulce

Dejando a un lado el asado tradicional, existen otras maneras de comer las castañas. Como otros frutos, la castaña también se puede cocinar en agua hirviendo. Cuando se preparan de esta manera, muchas veces se añade al agua ingredientes dulces, como azúcar, miel o anís para que la castaña los absorba durante la cocción y coja un sabor dulzón.

En este caso, el proceso inicial es el mismo que en los casos anteriores. Se deben lavar, secar y hacer un corte en todas las castañas. Después, se deben poner en agua hirviendo durante unos 30 o 45 minutos, en función del tamaño.

Previamente a este paso, puedes añadir al agua los aromatizantes que más te gusten: anís matalauva, canela, miel, laurel… Cuando las castañas estén hechas, deja que enfríen un poco y una vez atemperadas, pélalas con la ayuda de un cuchillo. Asegúrate de que no quede ninguna piel interior porque esta parte amarga. Ahora ya estarán listas para comer.

Si no quieres usar ningún endulzante, puedes hervir las castañas en agua sin ningún tipo de aditivo, también estarán muy ricas.

Novamas » Cocina

Publicidad