PROS Y CONTRAS

¿La comida enlatada es una opción saludable?

Un análisis muy útil de los pros y contras de la comida enlatada

Comida enlatada

Comida enlatada Pexels

Publicidad

STORIES

Siempre se ha dicho que la dieta debe estar basada en alimentos frescos, y eso está bien, pero hay muchas alternativas para tomar alimentos de elección en muchas otras opciones de conservación de esas materias primas frescas que mantienen la misma calidad nutricional. Estoy hablando de los ultracongelados y las conservas en bote o los alimentados enlatados.

Eso sí, en todos los casos hay que buscar alimentos más que productos. Me refiero a que, por ejemplo, no es lo mismo unas espinacas ultracongeladas que surimi empanado.

Comida enlatada: Buenos productos

En el caso de las latas, las opciones son muchísimas y todas ellas nos pueden facilitar la vida más veces de las que pensamos, ya sea para una comida o cena o bien para completar un plato más elaborado, pero más rápido.

Por ejemplo, una sopa con garbanzos (de bote) o unas lentejas (de bote) con pisto de verduras (en lata) o una ensalada de caballa en conserva.

Este método de conservación hace que se puedan almacenar este tipo de productos durante mucho más tiempo, accesibles y en los que el tiempo de elaboración, precio y la calidad nutricional compensan con creces el que vas a invertir en pedir comida a domicilio. Otra cosa es que no te apetezca, ahí ya cada uno decide.

¿Cómo se elaboran los botes y latas de conservas?

Se escoge la materia prima, se lava, se trocea o adereza si es necesario y se somete a un proceso térmico con el tiempo y la presión adecuadas en el propio envase consiguiendo una esterilidad interior que consigue que se mantengan sus propiedades y su inocuidad durante mucho tiempo.

¿La comida enlatada tiene menos nutrientes?

Las vitaminas más termosensibles como la A o la C sí pueden disminuir, pero también lo hacen cuando las cocinamos nosotros. En cambio, otras como la D o K incluso el resto de macronutrientes y minerales se conservan intactos.

Incluso en el caso del licopeno del tomate se aumenta la proporción, igual que la B3 o los ácidos grasos Omega 3 de los pescados, en los que estarán en más cantidad en las conservas.

¿Las latas y conservas son seguras?

Durante mucho tiempo se ha puesto en cuestión la seguridad de las latas por los materiales de envasado. Podemos estar tranquilos, esos materiales se analizan y garantizan que no hay migración a los alimentos en cantidades de las que debamos preocuparnos.

Eso sí, una vez han sido abiertas, los propios procesos de oxidación hacen que sea más seguro cambiarlos de envase a uno de vidrio, por ejemplo.

Qué debes tener en cuenta cuando comes alimentos enlatados

  • Comprueba la fecha de consumo preferente, normalmente es muy alta, pero no dejes que se acumulen en el fondo de tu despensa. Coloca delante las que tienen la fecha más próxima.
  • Comprueba que el envase está íntegro, no oxidado y no tiene abolladuras.
  • Si lo vas a calentar, lo puedes añadir al plato (sí, tendrá un aspecto regular) y calentar al microondas o hacerlo con la lata abierta al baño maría, en este caso es recomendable cubrirlo con papel de aluminio de forma ligera, sin tapar, para que "respire" pero se salga el producto.

Ventajas de la comida en conserva

  • Su capacidad de almacenamiento. Duran mucho más tiempo.
  • Consumir productos fuera de temporada: debemos priorizar el consumo de frutas y verduras frescas cuando están de temporada y podemos dejar este otro método para alimentos fuera de temporada.
  • Son un buen recurso cuando no tenemos nada en la nevera, pero queremos seguir comiendo sano.
  • El precio: dependiendo de con qué lo compares, el precio puede ser muy ventajoso. Y no sólo en eso, también en tiempo de elaboración, tanto en consumo eléctrico como en el propio tiempo, que actualmente es oro.

Desventajas de la comida en conserva

  • La elección del producto: si el propio alimento no es de elección, como la fruta en almíbar, no debería ser algo de consumo habitual.
  • La cantidad de sal o azúcar añadida: deberíamos elegir conservas en las que se evite el azúcar añadido y que tengan la menor cantidad de sal posible. Con frecuencia tienen valores elevados de sal.

Eliminemos de nuestra cabeza que estos productos no son una elección a tener en cuenta en nuestro menú, conociendo sus ventajas y sus desventajas, eso sí.

Novamas » Cocina

Publicidad