NovaMás » Cocina

DULCE DELICIOSO

Brioche con pepitas de chocolate: la merienda más tierna

Este es un dulce que gustará a toda la familia y es muy sencillo de elaborar.

Brioche con pepitas de chocolate

Brioche con pepitas de chocolate iStock

Publicidad

Llega la tarde y te entra el gusanillo de la merienda. Lo más fácil y rápido es ir a comprar algo ya preparado en la panadería o algo de bollería industrial.

Pero desde NovaMás te animamos a que te remangues y te pongas delante de los fogones para preparar tu propia merienda: un brioche con pepitas de chocolate. Sin duda, será la opción más sana y sabrosa.

Ingredientes y utensilios

Para preparar este delicioso y tierno brioche para unas 5 personas, necesitas los siguientes ingredientes:

  • 15 g de levadura
  • 100 ml de leche
  • 250 g de harina de fuerza
  • 40 g de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 1 huevo
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • Una cucharada de miel
  • 30 g de mantequilla
  • 80 g de pepitas de chocolate
  • Aceite

Antes de empezar, ten a punto un bol, film transparente, bandeja de horno, papel de horno y un pincel porque lo vas a necesitar durante la preparación.

¿Cómo prepararlo?

Lo primero que tienes que hacer es poner leche en un cazo y, cuando esté tibia, añadir el azúcar y la levadura. Remueve bien para que se deshagan estos dos ingredientes. A continuación, pon esta mezcla en un bol en el que previamente le habrás puesto harina, sal y huevo. A todo esto le puedes añadir esencia de vainilla o un poco de miel, lo que más te apetezca.

Cuando lo tengas todo dentro del bol, llega el momento de amasarlo. Puedes hacerlo con las manos o con unas varillas. Durante el amasado, hay que ir incorporando trocitos de mantequilla. Remuévelo unos diez minutos o hasta cuando veas que va quedando una masa homogénea.

Llegados a este punto es el momento de poner las pepitas de chocolate. Puedes comprarlas ya preparadas en el supermercado o cortar un trozo de una tableta y machacarlo para que queden trocitos pequeños (elige el tipo de chocolate que más te guste: negro, con leche o blanco). Cuando ya esté el chocolate en la masa, hay que mezclarlo durante un par de minutos más.

Con la masa ya preparada, unta el bol con aceite, tápalo con film transparente y déjalo reposar para que crezca un poco.

Transcurrido el tiempo, corta la masa en tantos trozos como quieras y haz bolitas con ellos. Ponlas en una bandeja de horno con un papel de horno, tápalas con un trapo y deja que crezcan más o menos hasta que doblen su tamaño.

Tras ello, píntalas con huevo batido y ponlas en el horno durante unos veinte minutos a 180 grados. ¡Ojo! Este tiempo es aproximado, dependiendo del tamaño de los brioches y del horno que tengas puede variar. Para comprobar que ya están en su punto, introduce un palillo y, si sale limpio, es que ya están hechos.

Busca un buen acompañamiento

Para tener una merienda completa, te animamos a que acompañes los brioches con un poco de leche y mojarlos dentro. Así quedará también un poco el sabor de chocolate en la leche.

Otra opción son los zumos. Más allá del clásico zumo de naranja natural, prueba otras combinaciones muy interesantes y que están riquísimas. La manzana, por ejemplo, es una fruta que se deja combinar con muchas otras, como la naranja o las uvas. También te recomendamos el zumo de fresas con plátano, kiwi o piña.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

La receta perfecta para la merienda: tarta de Mars

Publicidad