NovaMás » Cocina

CLÁSICOS DE LA COCINA

Bizcocho con la medida de un yogur: el más rico y fácil del mundo

Solo necesitas un envase individual de este lácteo para un éxito asegurado.

Bizcocho casero de yogur

iStock Bizcocho casero de yogur

Publicidad

El bizcocho de yogur es el clásico entre los clásicos, es el más popular del mundo y el que gusta a todos, sin excepción. A pesar de ser una receta muy sencilla con pocos ingredientes, logra una esponjosidad y un delicado sabor que apetece siempre, ya sea para desayunar, merendar o incluso como postre para una celebración. Este bizcocho es el ejemplo de que, a veces, el éxito está en la sencillez.

Además, como su elaboración es tan fácil, es apto para cualquier nivel de repostería, sobre todo para las aspirantes a reposteras que se quieran iniciar en el mundo de los dulces. ¿Lo mejor? Olvídate de básculas y pesajes, lo único que necesitas en el mismo envase individual del yogur que vayas a utilizar para calcular las medidas del resto de ingredientes.

¿Cómo prepararlo?

Desde el blog de gastronomía Directo al Paladar, el cocinero y blogger, Paco Becerro, indica los pasos para hacer este rico bizcocho de yogur. La particularidad de esta elaboración es que las medidas de tres de sus ingredientes (aceite, azúcar y harina) son directamente proporcionales. Es decir, esta elaboración lleva una medida de aceite, por dos de azúcar y tres de harina. Este lo que necesitas para hacer un bizcocho de 6 raciones:

Ingredientes:

- 1 yogur natural. Si quieres que tenga un ligero sabor a cítrico, puedes usar un yogur de limón.

- Aceite de girasol (1 yogur)

- Azúcar (2 yogures)

- Harina de repostería (3 yogures)

- 3 huevos enteros

- Medio sobre de levadura química

- Ralladura de limón (opcional)

- Mantequilla para engrasar el molde

Ahora que lo tienes todo listo, empieza la elaboración:

1. Precalienta el horno a 180 °C.

2. En un bol, añade el yogur, los huevos, el aceite de girasol y el azúcar. Lo bates todo bien.

3. Mezcla la harina junto con la levadura asegurándote de que se integre bien.

4. Incorpora poco a poco la harina en el bol con el resto de ingredientes. Integrarlo todo con la ayuda de unas varillas. Realiza progresivamente este proceso, de modo que, cuando hayas incorporado homogéneamente una parte de la harina, incorpores otra más hasta terminarla.

5. Si quieres que el sabor a limón se note, ahora es el momento de añadir un poco de ralladura de limón.

6. Engrasa con mantequilla un molde para bizcocho, agrega la masa y repártela bien.

7. Hornea el bizcocho sin abrir el horno durante 30 minutos.

8. Pasado este tiempo, comprueba el punto de cocción del bizcocho con un palillo. Clávalo en el centro y si sale con masa adherida, hornea durante 5 minutos más. ¡Listo!

Haz tu versión

La receta tradicional del bizcocho de yogur está riquísima, pero también combina con toda clase de ingredientes. Así que, en cualquier momento, lo puedes transformar y hacer tu propia versión. Rellénalo con mermelada, nata, crema pastelera, trufa o crema de cacao.

También los puedes utilizar como base para otras preparaciones dulces, como tarta de fresas, de manzana o bizcochos de chocolate. En este último caso, solo tienes que añadir media medida de yogur de cacao en polvo a la mezcla de ingredientes.

Bizcocho de chocolate con fresas
Bizcocho de chocolate con fresas | iStock

¿Y con qué lo acompaño?

El vaso de leche es su mejor amigo, pero para los más golosos, remojarlo en un vaso de chocolate caliente es un auténtico placer. Para los cafeteros, el café con leche también es una buena opción.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo sorprender con unas trufas hechas con bizcocho red velvet

Publicidad