NovaMás » Cocina

COCINA ITALIANA

Así se hace la auténtica pasta a la carbonara: huevo, pecorino y guanciale

¿Sabías que la receta italiana original de esta salsa no lleva nada de nata?

Plato de espaguetis a la carbonara

iStock Plato de espaguetis a la carbonara

Publicidad

La cocina italiana es de las más famosas y ricas del mundo. ¿Quién puede renunciar a un buen plato de pasta, de pizza o a un risotto? Es difícil decidir cuál de sus recetas es nuestra preferida.

Pero sí que hay algunas que destacan más que otras, ya sea porque son grandes clásicos de la cocina que hoy en día podemos encontrar casi en todas las partes del mundo, o porque su sabor gusta a todos los paladares, sin excepción. Entre estos platos estrella está, sin duda, la salsa carbonara, una delicada mezcla de ingredientes que consigue transformar un plato de espaguetis blancos en todo un manjar.

Pero, ¿y si te dijéramos que jamás has comido una salsa carbonara auténtica? Lo cierto es que toda la vida hemos estado engañadas pensando que comíamos esta delicia italiana en la que el ingrediente estrella, aparentemente, es la nata.

Pero los italianos jamás pondrían nata a la salsa carbonara, esta es una invención que popularizaron los restaurantes para apañar la receta de una manera rápida. Hacer carbonara es un poco más entretenido de lo que creías.

A continuación, te enseñamos cómo cocinarla como un auténtico italiano.

¿Cómo hacer una auténtica carbonara italiana?

La versión de la salsa carbonara clásica la encontramos en la cuenta de TikTok de @elcofitnero. Si eres amante del huevo crudo, te volverás adicta a esta receta. Apunta todo lo que necesitas para dos raciones:

Ingredientes

- 60 gr de guanciale (se trata de una especialidad italiana, pero también puedes usar panceta)

- 50 gr de queso pecorino (también puedes usar parmesano)

- 2 yemas de huevo

- 1 paquete de pasta fresca de 250 gr (si son tagliatelle, mejor)

Ahora, ponte manos a la obra:

1. En una cacerola, pon agua a hervir con una pizca de sal.

2. Cuando el agua esté hirviendo, añade la pasta fresca y deja que se cueza hasta que esté en su punto al dente (sigue las indicaciones del envase).

3. Una vez escurrida, añade un chorrito de aceite de oliva para que no se pegue. Reserva un poco del agua de la cocción.

4. A continuación, corta a tiras pequeñas el guanciale y ralla el queso pecorino.

5. Mezcla el queso con las dos yemas de huevo enteras y un chorrito de la cocción de la pasta, y remueve hasta que quede bien integrado.

6. En una sartén, rehoga el guanciale hasta que esté dorado y añade la pasta.

7. Por último, baja el fuego y añade la mezcla de huevo y queso. Remueve bien hasta que la salsa se integre y se distribuya de forma uniforme, vigilando que el huevo no llegue a cuajar. Ahora, ya estarán listos para servir.

¿Qué es el queso pecorino?

El pecorino es un queso de leche de oveja (cocida o cruda) procedente del sur de Italia. Se caracteriza por ser de sabor intenso y salado, con toques picantes y muy aromático. En Italia existen 4 variedades de pecorino con su propia DOP (Denominación de Origen Protegida).

En nuestro país, este tipo de queso italiano no es tan popular porque siempre le damos mucho más protagonismo al parmesano. De hecho, los sabores de estos dos quesos tienen notas parecidas y, por eso, se puede utilizar de maneras similares.

¿Qué es el guanciale?

Es un producto muy similar al que aquí conocemos como la panceta. Se trata de una carne conservada italiana sin ahumar, procedente de la careta o carrillos de cerdo. La variedad italiana es un poco más intensa que la panceta y tiene una textura más delicada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo preparar bases de pizza saludables en casa

Publicidad