SALSA PARA DIPEAR

All i oli de aguacate: la nueva salsa de moda

Amplía tu repertorio de salsas y descubre el all i oli de aguacate para cubrir las patatas, tomar con crudités de verduras o untar en el pan.

Recipiente de cerámica blanco con all i oli de aguacate

Recipiente de cerámica blanco con all i oli de aguacate iStock

Publicidad

STORIES

¡Cómo nos gusta salsear! Que si ensaladas con mayonesa, patatas fritas con ketchup, pollo con mostaza, nachos con guacamole, ternera con salsa barbacoa y muchas otras. Hay un sinfín de salsas diseñadas para alegrarnos la vida y la dieta.

Una salsa muy típica de nuestro país y que sin lugar a dudas tiene la marca España en su ADN es el Ajoaceite. Es un clásico de nuestra cocina y un imprescindible en barbacoas. Acompaña divinamente la carne a la brasa, las patatas asadas y el pan tostado.

No es de extrañar que existan múltiples interpretaciones de ella: con mayonesa, con leche, con huevo crudo, sin él y un largo etcétera. Hoy en NovaMás te traemos una versión de esta famosa salsa con la que estamos seguros de que disfrutarás de lo lindo. Incorpora un fruto muy codiciado en cualquier parte del mundo por sus amplias propiedades, su maravillosa textura y su increíble sabor: el aguacate.

El consumo de este fruto tiene muchos beneficios para la salud, tiene un elevado contenido de grasas saludables que ayudan a controlar la tensión arterial, a mantener a raya el colesterol y regulan el azúcar en sangre. Además, el aguacate tiene propiedades antiinflamatorias y aumenta la absorción de nutrientes. Su composición es muy completa: posee un alto contenido en magnesio, potasio, vitamina A, C, D, K y B, y es rico en fibra.

All i oli de aguacate

Ingredientes:

  • 1 Huevo cocido
  • 1 aguacate
  • 1 cucharada de AOVE
  • 1 Ajo
  • 1 limón
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra

Modo de elaboración:

1. Llenamos de agua un cazo pequeño y lo ponemos al fuego. Introducimos en él un huevo y esperamos a que rompa a hervir.

2. Transcurridos unos 10 minutos el huevo está duro, justo el punto que buscamos. Retiramos del fuego y una vez frío lo pelamos y reservamos.

3. Mientras tanto, cortamos el aguacate por la mitad de forma vertical alrededor del hueso. Giramos las dos mitades en sentido contrario para dividir el fruto de manera sencilla.

4. Clavamos el cuchillo en el hueso, lo giramos y lo extraemos separándolo de la pulpa.

5. Ayudándonos de una cuchara, recogemos toda la pulpa del aguacate y la depositamos en el vaso de la batidora.

6. Incorporamos el huevo duro al recipiente en el que está el aguacate y agregamos la cucharada de AOVE, el zumo del limón exprimido, un diente de ajo y salpimentamos al gusto.

7. Una vez bien triturados todos los ingredientes servimos la salsa en un bol y ¡voilà! ya estará lista para dipear.

Algunos consejos extra

Si eres de esas personas que el ajo no le acaba de sentarle bien del todo puedes extraer el corazón del ajo -el germen de la planta que está en el interior del diente y que suele tener un color más verdoso- y este sencillo paso evitará que te repita.

Es una salsa que se puede tomar bien fría, solo necesitas que repose un rato en la nevera para que baje su temperatura. Acompañarla de crudités de verduras cortadas en forma de bastón -zanahoria, pepino o apio- aportará un toque de frescor ideal para que sea un plato más de un aperitivo o un tentempié fantástico para picar entre horas los días más calurosos.

Novamas » Cocina

Publicidad