NovaMás » Cocina

CONSEJOS

Los alimentos con moho que todavía son comestibles, según la OCU

Según la Organización de Consumidores y Usuarios hay tres excepciones que sí se pueden comer cuando aparece moho en ellas.

Publicidad

Por lo general, cuando aparece moho en los alimentos, puede deberse a que se encuentran en mal estado, por lo que procedemos a tirarlos a la basura. Sobre todo, suele ocurrir con alimentos que quedan olvidados en nuestra despensa y nos olvidamos de consumir. Si comemos alimentos que tienen moho, pueden causarnos reacciones alérgicas, problemas respiratorios e incluso infecciones muy peligrosas para la salud debido a las micotoxinas que produce el moho, que son sustancias que pueden llegar a ser muy tóxicas.

Sin embargo, existen tres grupos de alimentos que aún podemos aprovechar siempre y cuando limpiemos el moho. Así lo asegura la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha agrupado en tres grupos o excepciones algunos alimentos que, tomando las medidas adecuadas, pueden consumirse a pesar del moho.

El jamón y embutidos curados

Tanto el jamón como otros embutidos curados como los chorizos, salchichas o salamis, se pueden comer simplemente retirando el moho que haya podido aparecer en la piel exterior. Para eliminar el moho, simplemente raspa la piel hasta eliminarlo por completo.

Otros embutidos de textura más blanda como mortadelas o choped es mejor tirarlas en caso de que aparezca moho.

Quesos duros

Otro de los alimentos que pueden consumirse eliminando el moho son los quesos duros como el queso emmental, el gouda o el manchego. Los quesos que cuentan con poca humedad son seguros de consumir siempre y cuando eliminemos hasta dos centímetros de grosor la zona afectada. Cuando hay más humedad, los alimentos son más propicios al crecimiento de microorganismos que pueden formar micotoxinas.

Así, los quesos blandos son más propicios a la expansión del moho y del crecimiento y desarrollo de bacterias.

Verduras turgentes

Las verduras con carne firme como las zanahorias son perfectamente comestibles eliminando con un cuchillo toda la zona que tenga moho, incluyendo el margen de seguridad de 2 centímetros.

En este grupo también se podría incluir el repollo y el pimiento.

Seguro que te interesa:

Cómo reconocer si estos 5 alimentos peligrosos están en mal estado

Publicidad