FÁCILES DE COMER

5 alternativas a las uvas para celebrar las Campanadas

Si estás buscando opciones distintas a las clásicas uvas o ya estás cansado de ellas, en este artículo te contamos qué alimentos puedes tomar para reemplazarlas. Empieza el año nuevo dándole un giro creativo a la típica tradición. ¡Descubre nuestras propuestas!

Un brindis para celebrar la Nochevieja.

Un brindis para celebrar la Nochevieja. iStock

Publicidad

STORIES

Faltan horas para que termine el 2022 y ya se puede vislumbrar el mismo drama de siempre: las doce uvas "de la suerte" para celebrar las Campanadas. Quien diga que no ha tenido que lidiar con alguien a quien no le gusten las uvas, que se atragante con las pepitas o que se queje del tamaño o la piel probablemente esté mintiendo.

Y es que, a pesar de que esta tradición española lleva más de cien años existiendo, hay a muchos a los que les supone un auténtico suplicio. Es por ello que son cada vez más quienes buscan alimentos alternativos a las uvas para poder disfrutar de las Campanadas con tranquilidad y empezar el año con buen pie.

En este artículo te proponemos 5 alimentos alternativos que volverán locos a los pequeños de la casa y amansarán a los mayores que están cansados de la mítica fruta verde.

Uvas pasas o frutos secos

Un cuenco con uvas pasas.
Un cuenco con uvas pasas. | iStock

Si te da miedo romper la tradición, una propuesta menos arriesgada pueden ser las uvas pasas. Su tamaño es mucho más pequeño que el de una uva normal, tanto que incluso podrías zamparte las 12 de golpe.

No obstante, si eres de los que aparta las pasas en los cócteles de frutos secos, también puedes prepararte en un cuenquito 12 frutos secos. Desde avellanas, almendras o anacardos hasta cacahuetes, quicos o nueces.

Aceitunas

Un puñado de aceitunas verdes y negras.
Un puñado de aceitunas verdes y negras. | Pexels

Uno de los problemas más habituales al intentar tragarnos las 12 uvas es sentir cómo se acumula el jugo de las uvas en la boca. Una de las opciones para evitar este hándicap podría ser intercambiar la fruta por aceitunas sin hueso.

A pesar de que la forma –y el color– de ambos alimentos es similar, las olivas son mucho más fáciles de masticar y no sueltan tanto líquido al morderlas. ¿Te atreves a descubrir si tu familia es capaz de darse cuenta de este ingenioso trueque?

Palomitas

Un tazón lleno de palomitas saladas.
Un tazón lleno de palomitas saladas. | Pexels

Quizás no se te hubiera ocurrido hasta ahora, pero las palomitas son uno de los alimentos que las personas comemos más rápido y con más ansia. De este modo, el requisito de ser pequeñas y muy fáciles de comer, se cumple con creces.

Si todavía quieres hacerlo aún más divertido para los más peques de la casa, puedes comprar palomitas dulces de colores y selecciona solo 12 palomitas tintadas de color verde.

Gominolas o bombones

Un puñado de gominolas de colores.
Un puñado de gominolas de colores. | Pexels

Al igual que con las palomitas, los dulces pequeños como las gominolas, las chocolatinas o los bombones pueden ser otra opción muy fácil y divertida de comer. Cuánto más pequeña sea la gominola, más sencillo será de masticar.

Cada vez es más habitual ver a niños que intercambian las uvas por 'Lacasitos' de color verde o gomitas con sabor a manzana. Sin ir más lejos, hay marcas que ya elaboran chucherías con forma y sabor a uva en packs de doce.

Sorbos de champán o cava

Dos copas de vino blanco.
Dos copas de vino blanco. | Pexels

Si lo que quieres evitar a toda costa es masticar cualquier tipo de alimento, entonces esta propuesta es perfecta para ti. Prepara una copa de champán, de cava o incluso de vino y bebe un sorbo por cada campanada.

Además, escogiendo esta opción ya estarás preparado para el tradicional brindis con tus amigos o familiares. Así que, ¡salud y que tengas una muy buena entrada este año 2023!

Novamas » Cocina

Publicidad