DELICIOSAS

4 recetas de aprovechamiento post Navidad

A diario, los establecimientos tiran toneladas de comida, elaboraciones que están en perfecto estado, pero no pueden volver a servirse. Para luchar contra el desperdicio alimentario, ¿qué mejor que dar una segunda oportunidad a lo que te sobra en Navidad?

Persona sirve comida en el plato

Persona sirve comida en el plato Pexels

Publicidad

STORIES

Pollo asado, cordero guisado, langostinos en salsa… carnes, mariscos y verduras suelen ser los grandes protagonistas de nuestros menús navideños al ofrecerlos como platos principales. Al cocinar alimentos de gran tamaño como el pollo o el pavo, o sin una medida aparente como las gambas, es de lo más común que sobre alguna que otra ración. Tienes tres opciones: congelar el plato, comer lo mismo durante una semana hasta aburrirlo o dar una segunda vida al alimento y disfrutarlo.

Como nos encanta proponerte nuevas recetas, no podemos dejar pasar esta oportunidad. Coge ideas, inspírate o calca las elaboraciones culinarias que te traemos para que la comida de Navidad compense el doble.

¿Qué hago con las sobras de Navidad?

Croquetas de pollo o croquetas de marisco

Son muchas las personas que ya convierten sus sobras en croquetas, ya que estos bocaditos de cielo son, sin duda, alimentos de lo más versátiles. Para unas ricas croquetas de aprovechamiento, tan solo necesitarás paciencia para elaborar una bechamel con leche, harina y mantequilla y añadir la carne desmenuzada que haya sobrado o incluso los langostinos cocidos cortados a daditos.

¡No le cortes las alas a tu creatividad! Échale un ojo a todo lo que te ha sobrado, seguro que puedes crear mil combinaciones más junto con lo que tienes en la nevera.

Cómo elaborar 'Ropa vieja'

Para aquellos hogares en los que una buena sopa o un cocido al estilo madrileño es la tradición, también tenemos una receta de aprovechamiento muy suculenta. La llamada 'Ropa vieja' es un plato muy típico en las Islas Canarias y en países latinoamericanos, uno en el que los garbanzos, la carne y las verduras son las protagonistas.

El primer paso será deshilachar la carne que haya sobrado del cocido, una que ya tendrá un gran sabor al haber sido cocinada en un caldo. Pelamos y picamos dos cebollas, cuatro dientes de ajo y un poco de pimiento rojo y verde. Tras sofreírlos, los especiamos y removemos con tomate triturado y añadimos los garbanzos y la carne. ¡Una delicia!

Fajitas al estilo mexicano

Esa misma carne deshilachada también nos puede servir para otra receta, aunque podemos usar cualquier tipo de animal para nuestras fajitas mexicanas. Lo más importante es conseguir un relleno con mucho sabor para que las tortillas de trigo tengan algo de gracia, por lo que las especias, las verduras y el toque picante son fundamentales.

Para el interior picaremos pimiento rojo, verde y amarillo y cebolla y lo pocharemos todo. A la mezcla agregaremos la carne elegida y todas las especias que tengamos por casa, incidiendo un poco en la cayena o la guindilla para darle el toque mexicano.

Lasaña de verduras al horno

¿Y qué podemos hacer con las verduras asadas que acompañan nuestros platos? Muy fácil, una rica lasaña vegetal. Aunque la más tradicional es la que se elabora con carne, se trata de una receta italiana de lo más versátil. Esta vez vamos a optar por dar un segundo uso a las verduras. Zanahoria, champiñón, berenjena, espárragos… ¡Todo tiene cabida!

Tan solo necesitaremos incorporar placas de pasta, bechamel y nuestro queso favorito para gratinar. Picando muy bien todas las verduras navideñas lograremos rellenar los huecos entre capa y capa de nuestra lasaña y, con un golpe de horno, estará lista.

Novamas » Cocina

Publicidad