TOMA NOTA

¿Quieres darle volumen a tu melena? ¡Prueba el lavado inverso!

Si tenemos el pelo muy fino o somos de pelo pobre, resulta difícil lograr lucir una melena con volumen, así que nuestra cabellera siempre se ve triste y sin gracia. Usando determinados productos podemos dar cuerpo al pelo, aunque también podemos apostar por técnicas muy sencillas.

Persona lavándose el pelo

Persona lavándose el pelo Pexels

Publicidad

STORIES

Aunque su textura es de lo más gustosa, el pelo fino puede convertirse en una auténtica pesadilla. Las personas con este tipo de cabello pueden llegar a sentirse frustradas en algunas ocasiones, sobre todo a la hora de hacerse algún peinado para una ocasión especial. Nada les aguanta y acaban optando por llevar el pelo suelto, lacio y sin gracia.

Si bien es cierto que cepillarlo acostumbra a ser fácil, domarlo puede costar horrores. Sin embargo, hay algo que podemos hacer más allá de hacernos la permanente para lograr dar volumen y vida a la melena.

No solo estamos hablando de productos que estimulen la forma, con pequeños cambios en nuestras rutinas capilares podemos dar cuerpo a la melena, por ejemplo, llevando a cabo un lavado de pelo inverso.

Qué es el lavado de pelo inverso

A pesar de que todas tenemos totalmente incorporada la rutina champú-acondicionador-mascarilla, nadie ha dicho que esta sea la única forma de lavarse el pelo. Es más, alterando el orden de los productos podemos conseguir mejores acabados, sobre todo teniendo en cuenta que no todos los cabellos son iguales.

Precisamente, la técnica del lavado inverso se centra en ese 'desorden', en aplicar antes el acondicionador y después el champú. ¿Qué conseguimos con ello? Nuestra melena lucirá mucho más frondosa, ya que ganaremos peso y consistencia, por lo que daremos mucho más volumen al pelo.

En este sentido, es una rutina muy sencilla para la que usamos solo dos elementos y puede llegar a ser muy saludable si lo hacemos con productos naturales.

Cómo llevar a cabo la técnica del lavado inverso

La técnica no tiene mucho secreto, ya que la forma de proceder es la misma que la de la rutina convencional. Con el pelo húmedo, aplicamos acondicionador de medios a puntas y lo dejamos actuar según la recomendación del producto. Transcurrido el tiempo, nos aclaramos el pelo para eliminar los restos y efectuamos un o dos lavados con el champú, para limpiarlo por completo.

Así pues, además de ganar volumen y revitalizar nuestra melena, conseguimos que esta se limpie por completo y nos dure más días, ya que al aplicar por último el champú, nos aseguramos de que no quedan restos de acondicionador. Por eso, además de ser una técnica muy adecuada para las personas de pelo fino, también puede ser la solución para las personas con pelo graso.

Trucos para dar volumen al pelo

Empezando a aplicar la rutina de lavado invertido puedes ganar mucha forma, aunque también existen otros métodos que te pueden ayudar a conseguir ese efecto. Por ejemplo, podemos realizarnos masajes diarios en el cuero cabelludo para estimular la circulación sanguínea. Eso provocará cambios en el pelo: nacerá más fuerte y algo más grueso.

Otra de las técnicas es el corte de pelo. Para las personas de pelo lacio y fino, el corte escalado resulta ideal. Las diferentes capas que se generan lograrán aumentar el volumen del pelo, sobre todo en apariencia. También existen utensilios que nos facilitan la tarea, como rizadores o cepillos voluminizadores e incluso lo lograremos secándonos el pelo al revés.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

El cepillo que ayudará a que tu pelo aguante limpio más tiempo

Novamas » Belleza

Publicidad