NovaMás » Belleza

ÚLTIMAS TENDENCIAS

Por qué el 'Slugging', la última moda viral para hidratar la piel, igual no es buena idea

El 'Slugging' es una técnica muy beneficiosa para algunos tipos de pieles pero para otras podría ser todo lo contrario. Te contamos por qué sucede esto.

Publicidad

Aunque el 'glass skin' y la 'mochi skin' siguen siendo tendencias muy seguidas para aquellas que quieren contar con una piel cuidada e hidratada, una de las técnicas que más triunfan en redes sociales actualmente recibe el nombre de 'Slugging'. El 'Slugging' consiste en añadir una capa de vaselina en el rostro. Las vaselinas son productos oclusivos, es decir, aceites y ceras que forman una capa física que actúa como una barrera impidiendo que el agua se evapore ayudando a regenerar y proteger la piel.

El objetivo de la técnica 'Slugging', es beneficiar a las pieles más secas haciendo que se beneficien de los activos de los productos aplicados previamente, reteniendo todo el agua que contienen. Sin embargo, esta tendencia tan popular podría no ser tan buena como se cree para todos los tipos de piel.

Pieles más adecuadas para realizar el 'Slugging'

Sin duda alguna, las pieles consideradas más adecuadas para incluir en su rutina facial de noche son las pieles secas o aquellas que tienden a irritarse en las temporadas de invierno o quemarse en verano. El 'Slugging' puede aliviar este tipo de problemas relacionados con irritación, eccemas o grietas.

Además de ser una técnica muy efectiva, también puede conseguir que otros productos que utilizas lo sean aún más.

Sin embargo, igual que es muy beneficiosa para las pieles secas, podría no serlo tanto para las pieles con tendencia al acné, mixtas o grasas. El 'Slugging' en este tipo de piel, podría exacerbar esas afecciones haciendo que los síntomas empeorasen. La captura de aceites de los productos por parte del 'Slugging', podría generar brotes aún más potentes.

Aún así, aunque sea un paso que constituya la capa final, no por eso es la más importante, ya que todas las capas de cosméticos que se van aplicando sobre la piel previamente influyen en el resultado final. Tampoco se recomienda especialmente introducirla todos los días en nuestras rutinas de piel nocturnas, sino dejarla para días puntuales, puesto que el exceso de aceites podría interferir en la funcionalidad de las glándulas sebáceas que son las que se encargan de generar los lípidos de la piel.

Aún así, todo ello es algo que deben confirmar profesionales como son los dermatólogos.

Seguro que te interesa:

Cómo ganar firmeza en el rostro

Publicidad