NovaMás » Belleza

CUIDADO DE LA PIEL

Proteoglicanos: un básico de farmacia para combatir la flacidez

Las ampollas de esta molécula se han hecho populares por su efecto hidratante y reafirmante.

Los proteoglicanos se venden en ampollas o sérums.

iStock - zsv3207 Los proteoglicanos se venden en ampollas o sérums.

Publicidad

En el mundo de la cosmética también existen las modas y una de las últimas ha sido el uso de proteoglicanos para el cuidado del rostro. La demanda de productos que contengan esta molécula ha aumentado exponencialmente en los últimos años y en las farmacias cada vez tienen más oferta.

Se vende en ampollas y sérums y se recomienda para pieles deshidratadas o que comiencen a presentar algunas arrugas. Pero, ¿qué es exactamente un proteoglicano? Es una molécula que encontramos naturalmente en nuestra piel y que tiene un núcleo proteico rodeado de diferentes azúcares. Entre sus propiedades, Cristina Terrés, farmacéutica especializada en dermocosmética, destaca la capacidad de absorber agua: “es fundamental para la hidratación del rostro”.

Beneficios

Las ampollas de proteoglicanos son un tratamiento que aporta nutrición, ya que le añade a la piel unas moléculas que naturalmente ya tiene, pero que ha ido perdiendo a lo largo de los años.

Tras las primeras aplicaciones, podremos notar que nuestra piel se vuelve mucho más suave. Esta es una de las claves de su éxito de ventas, ya que las clientas que lo usan notan rápidamente los resultados.

Por otro lado, este producto estimula la producción de colágeno, por lo que también aporta firmeza a aquellas pieles que tienen “un poco de descolgamiento”, nos cuenta Terrés. “Para las primeras arrugas o arrugas más profundas se ve un muy buen resultado”, añade. Eso sí, “a largo plazo”.

Tipos de pieles

Al tratarse de un producto con beneficios antienvejecimiento, es habitual que todo tipo de mujeres lo pidan en las farmacias, pero como farmacéutica especializada en este ámbito, Cristina recomienda su uso a mujeres mayores de 30 años con la piel muy deshidratada.

Para pieles jóvenes con problemas de acné o rosácea, la experta advierte que es mejor aplicar otros tratamientos, ya que lo prioritario es tratar estos problemas antes que tratar las arrugas o la pérdida de luminosidad.

Las pieles muy sensibles y alérgicas deberían preguntar a su dermatóloga de referencia antes de utilizarlos.

Cómo aplicarlos

El tratamiento con proteoglicanos se puede aplicar tanto por la mañana como por la noche, pero Terrés insiste que, para que funcione, hay que tener en cuenta dos pasos muy importantes en tu rutina de belleza: tener la piel muy limpia y protegerla del sol.

Cuando nos exponemos al sol hacemos que nuestra piel vaya perdiendo moléculas, como los proteoglicanos. Por eso la especialista en dermocosmética insiste en la importancia de usar cremas faciales con protección solar.

La aplicación de ampollas o sérums de proteoglicanos debe comenzar con una buena limpieza del rostro, para tener la piel preparada. A la hora de aplicar el producto, debemos hacerlo en la frente, mejillas y cuello, con la yema de los dedos y seguir con un masaje hasta que se absorba. Por último, terminar con una capa de protector solar.

Para un resultado aún más increíble, Terrés recomienda complementar los proteoglicanos con una crema que contenga vitamina C, ya que se creará una sinergia que aumentará la actuación de ambos productos.

El tratamiento de farmacia suele costar entre 30 y 50 euros el pack de 30 ampollas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo ganar firmeza en el rostro.

Publicidad