Novamas » Belleza

MITOS

Mitos sobre el cuidado de tus pestañas que debes dejar de creer ya

Existen ciertos mitos sobre las pestañas que deberíamos de dejar de creer ahora mismo. Te contamos cuáles son y por qué no tienen efectividad.

Publicidad

Las pestañas están compuestas por una serie de pelos formados principalmente de queratina, una propiedad que hace que sean flexibles y resistentes contra todo tipo de agentes externos. Actúan como una barrera protectora y su cuidado es de gran importancia, ya que sirven para evitar que tanto el polvo, las bacterias y otras sustancias contaminantes entren en los ojos.

En el mundo de la belleza y los cuidados faciales encontramos una enorme variedad de trucos para alargarlas en tiempo récord, rizarlas y mejorar su aspecto general. Sin embargo, existen ciertos mitos que deberíamos de dejar de creer ahora mismo. En el vídeo te contamos cuáles son los más populares y por qué no tienen efectividad sobre las pestañas.

Mitos más populares sobre las pestañas que no debes creerte

El cuidado de las pestañas se ha visto envuelta de una gran cantidad de trucos milagrosos que garantizan un mejor resultado a la hora de maquillarlas, o un crecimiento mucho más rápido. No obstante, debemos tener mucho cuidado con este tipo de promesas, ya que podríamos estar consiguiendo justo el efecto contrario. ¿A qué mitos nos referimos?

- Calentar el rizador de pestañas con un secador. Uno de los mitos más extendidos es tener que calentar el rizador de pestañas con el objetivo de lograr una curva perfecta y duradera. Nada más lejos de la realidad. Se trata de una práctica muy peligrosa, ya que si calentamos en exceso el aparato podríamos romper las pestañas o incluso llegar a quemarnos el párpado.

- Usar vaselina para alargar las pestañas. También se dice que la vaselina actúa como alargador de pestañas. Para ello tenemos que untar un bastoncillo para las orejas con este producto y peinar los pelos con cuidado. Hipotéticamente los poderes hidratantes motiva su crecimiento pero lo cierto es que muchas vaselinas contienen perfumes y podría irritar los ojos.

- Las máscaras de pestañas no caducan. Popularmente se cree que los rímeles no caducan, o que lo hacen cuando se secan por completo. No obstante, todos los productos cosméticos tienen una fecha de vencimiento, y si aún así lo aplicamos sobre nuestras pestañas podría aparecer una infección.

- Cortar las pestañas hace que crezcan antes. Por último, y por sorprendente que parezca, también hay personas que se cortan las puntas de las pestañas con el pensamiento de que crecerán antes y serán más saludables. Pero se trata de un mito extendido en redes sociales que no ayuda a su crecimiento y es un procedimiento altamente peligroso.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Trucos infalibles para que tus pestañas parezcan más largas

Publicidad