NovaMás » Belleza

DILEMA RESUELTO

¿Cada cuánto hay que lavarse el pelo?

Estos son los elementos que influyen en la frecuencia de lavado de tu melena.

Chica lavándose el pelo.

Pexel Chica lavándose el pelo.

Publicidad

Lavarnos el pelo es uno de los cuidados de higiene que más condicionan nuestra semana. Esta actividad está tan normalizada a lo largo de nuestra rutina que no nos damos cuenta de que marca el ritmo de nuestro calendario.

Pero, de hecho, influye, y mucho. ¿Cuántas veces nos hemos roto la cabeza para cuadrar nuestros planes con el lavado de nuestra melena?

Desde que entramos en la adolescencia y nos empezamos a preocupar por nuestro físico, el pelo -graso o seco- se vuelve el centro de nuestra rutina de belleza y se convierte en un importante condicionante a la hora de planificar nuestro día. Es a partir de este momento en el que esta tarea se puede convertir en un auténtico estrés. "¿Qué días de la semana son los idóneos para lavarme el pelo?", nos hemos preguntado todas más de una vez.

Hemos escuchado todo tipo de teorías alrededor del lavado del pelo. Algunas veces nos han dicho que lavarnos el pelo cada día acaba produciendo el efecto contrario al que deseamos. Mientras que otras, nos han convencido de que no hay problema alguno en aplicar la rutina de limpieza capilar a diario. Pero, ¿qué hay de cierto en todos estos dichos? A continuación, resolvemos el dilema sobre la frecuencia con la que debes lavar tu pelo.

¿Con qué frecuencia me lavo el pelo?

Lo cierto es que no hay una respuesta universal para ello, ya que la frecuencia de lavado depende de distintos factores:

Tipo de pelo

La frecuencia de lavado está directamente relacionada con el tipo de cuero cabelludo (si es graso o no) y del tipo de pelo (si es seco o se ensucia con facilidad). En este sentido, es de vital importancia que conozcamos el tipo de cabello que tenemos para tener una idea más definida sobre cuándo conviene lavarlo.

Por regla general, un pelo graso se puede lavar cada día, siempre y cuando se haga con productos adecuados y de calidad. Aunque lo ideal sería lavarlo de 3 a 4 días por semana. En cambio, una melena seca o intermedia debería lavarse unas 2 veces por semana. Si no estás segura de qué tipo de pelo tienes, puedes consultarlo con tu dermatóloga o peluquera.

Actividad física

Independientemente de que tengas el pelo seco o graso, si realizas actividad física a diario o muy regularmente, debes lavarlo después del ejercicio físico. De no ser así, el sudor puede provocar descamación e irritación en el cuero cabelludo.

Pelos tratados químicamente

Si tu melena ha sido sometida a tratamientos químicos, como las decoloraciones o los tratamientos de calor, debes vigilar la frecuencia de lavado. En estos casos, deberías evitar lavarlo cada día. También si tienes un pelo especialmente quebradizo.

Pelo rizado o pelo liso

El pelo liso tiende a ensuciarse mucho más que el pelo rizado, ya que suele ser más fino. De esta forma, el tipo de pelo, también influye en la limpieza del mismo.

Lavarlo cuando el pelo lo necesite

En todo caso, se debe desmitificar el mito de que la limpieza excesiva provoca una generación de sebo mayor, ya que varios estudios constatan que la calidad del cuero cabelludo no empeora con una frecuencia de lavados alta y, además, cada tipo de pelo reacciona de manera diferente.

A pesar de tener en cuenta todos los elementos citados anteriormente, al final, la clave está en fiarte de tu sentido común y lavarlo cuando el pelo te lo pida.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Trucos para lavarte el pelo con menor frecuencia

Publicidad