Aunque los resultados no son duraderos, usar la cuchilla es uno de los métodos más rápidos e indoloros para depilarse. Sin embargo, todo el mundo conoce sus efectos negativos: el vello crece más rápido y más fuerte. Pero… ¿y si no fuera del todo cierto?

Tienes una cita y no te da tiempo a depilarte porque no has parado en todo el día. La única opción es la cuchilla. Puede que sea tu herramienta habitual de depilación, pero si no lo es porque piensas que es la peor solución, entonces estarás un poco fastidiada, pero a veces es la única alternativa para momentos de emergencia. En contra de tu voluntad, lo harás y al cabo de un tiempo tu piel se resentirá si no está acostumbrada a ella.

La depilación con cuchilla es la forma más rápida de eliminar el vello de nuestro cuerpo. Para muchas personas es la mejor manera: es práctica, rápida y no duele. Pero para muchas otras personas, ocurre lo contrario y prefieren otros métodos de depilación más efectivos, al considerar la cuchilla una manera de que el vello crezca mucho más rápido y fuerte. Pero, ¿hasta qué punto es cierto? Un reciente estudio ha aclarado ciertos mitos sobre la depilación con cuchilla. Conoce los detalles en el vídeo.

Cada método tiene sus pros y contras, pero si llevas toda la vida escuchando que la cuchilla es el peor, entonces debes mirar este vídeo; a lo mejor se te desmonta un mito y no lo pasas mal cuando necesites utilizar la a veces "maldita" cuchilla.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Guía completa de la depilación con cera en casa: lo que debes y no debes hacer

Así eran las despiadadas técnicas de depilación que utilizaban las mujeres antiguamente