Novalife » Útil para ti

TRUCO

Trucos para que el suelo de madera de tu casa no vuelva a crujir mientras caminas

Con el paso del tiempo pueden surgir unos molestos ruidos que suenan cada vez que pisamos ciertas zonas de la casa. Te contamos varios trucos para arreglarlo.

Publicidad

No todos los suelos se limpian de la misma manera. Es importante cuidar cada tipo de suelo según sus necesidades, de lo contrario, el material puede terminar desgastado, con poco brillo y, en el caso de la madera, abombada. Para limpiar correctamente el parquet debemos aplicar muy poco agua, evitar el uso de productos jabonosos y terminar la tarea pasando la mopa para secar el suelo.

Pero ya sea que se trate de un suelo de madera o vinilo, debemos tener varios aspectos en cuenta para que no acaben apareciendo diversas complicaciones. Sin embargo, aún habiendo cuidado del suelo correctamente, con el paso del tiempo pueden surgir unos molestos ruidos que suenan cada vez que pisamos ciertas zonas de la casa.

Existen algunos trucos para que el suelo de casa no vuelva a crujir mientras caminamos, y te contamos todo lo que necesitas saber a través del vídeo.

¿Por qué hace ruido el suelo de parquet? ¿Cómo repararlo?

Que el suelo haga ruido puede servirnos de alarma, pero pocos más puntos positivos existen. Estos chirridos son un problema común en muchas casas, que generalmente ocurre cuando la madera se ha secado o encogido. ¿Cómo podemos repararlo sin tener que renovar el parquet?

Uno de los mejores trucos para que el suelo de tu casa no vuelva a crujir mientras caminas consiste en utilizar polvos de talco de bebé. Sin embargo, primero es necesario detectar cuáles son las láminas que están provocando el ruido.

Para ello camina y escucha atentamente. Cuando oigas el crujido y detectes el origen del problema, cubre el área con polvo de talco. A continuación, y con ayuda de un pincel o un cepillo de dientes viejo, reparte el producto por toda la zona que cruja, sobre todo por las juntas. Después deja reposar durante unos pocos minutos.

Pasado este breve período de tiempo, retira el exceso con ayuda de un trapo húmedo y limpia la superficie con una solución jabonosa apta para madera. Repite el proceso cuantas veces sea necesario hasta dejar de escuchar los crujidos.

La parafina es otra de las mejores soluciones para que el suelo deje de crujir. Para usarlo tan solo hay que calentar el producto al baño maría y distribuirlo en los huecos que haya entre lámina y lámina con ayuda de una jeringuilla. Después de haberlo aplicado, tan solo habrá que dejar que se seque.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Valora tu tiempo: cómo fregar mejor cada tipo de suelo

Publicidad