Seguro que ti también te ha pasado: estás en medio de una barbacoa con tus amigos y… ¡Desastre! Ya no quedan cervezas frías. O por el contrario, estás solo en casa, después de un largo día y solo quieres relajarte mientras ves el partido con un botellín bien frío en la mano pero… se te ha olvidado meterlo en la nevera. Aunque parezca mentira, estas situaciones son más comunes de lo que nos imaginamos.

Está claro que no hay nada como una caña recién tirada en el bar de toda la vida, rodeado de tus amigos y además acompañada de unas bravas (o la tapa que más te guste). Pero vamos a ser sinceros, esto no siempre es posible. Cuando no hay más remedio que tomarnos una lata o botellín de nuestra marca de cerveza favorita sentados en el sofá de nuestra casa, qué mínimo que esté fresquita. Si en algo estamos de acuerdo es que, no importa si es verano o es invierno ¡La cerveza se bebe fría o no se bebe!

No te preocupes, si no eres una persona previsora y te encuentras en la situación de que necesitas enfriar una lata o botellín de cerveza urgentemente, este vídeo te trae la solución. Con dos trucos tan sencillos como económicos te enseñamos como enfriar tu bebida favorita en cuestión de pocos minutos.

Utilizando materiales, que seguro tienes por casa, es posible salir del apuro y disfrutar de cada sorbo. Aprovecha estos útiles consejos y no te prives de esta bebida alcohólica no destilada que reina en las terrazas españolas. Eso sí, recuerda que se recomienda consumir con moderación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Enfría las bebidas rápidamente

La bebida perfecta para adelgazar