Novalife » Útil para ti

PERROS Y GATOS

Trucos fáciles y útiles para el aseo de tu mascota (y de la casa)

Son los consentidos de la casa y es que está comprobado que tener mascotas es algo muy positivo a nivel psicológico, sobre todo para los niños. Pero también es cierto que mantener una buena limpieza es una de las tareas más importantes para disfrutar de la compañía del nuevo miembro de la familia. Por eso, tener disciplina junto a un par de remedios caseros ayudarán a tener la casa limpia sin dolores de cabeza.

Publicidad

No es un secreto que muchas personas amantes de las mascotas decidan no tenerlas por temor al mal olor que estos puedan causar o a convivir eternamente con enormes capas de pelo. Pero, aunque pueda parecer estresante o imposible, tener una casa limpia con estas criaturas peludas es factible si se mantiene una buena higiene en el animal y en el aseo del hogar.

CÓMO LIMPIAR LA ORINA DE PERRO EN LA ALFOMBRA:

Todos sabemos que muchos perros al ser cachorros o por otros motivos, gustan de orinan en donde no se debe y la alfombra del salón suele ser su sitio preferido. Por eso, si esto ocurre es importante secar bien con una toalla o con papel de cocina antes de aplicar cualquier remedio casero para eliminar el olor.

Ingredientes:

• 1 taza de vinagre blanco

• 1 taza de agua

Pasos:

• Mezclad en un recipiente el vinagre junto con el agua

• Luego, humedeced la alfombra y dejad que actúe durante unos 10 minutos.

• Pasado este tiempo, colocad una toalla o papel de cocina sobre la zona para que absorban la humedad.

Este remedio no sólo es efectivo para eliminar el olor de la orina sino también la mancha que esta pueda dejar en la alfombra.

Otra alternativa, para limpiar la orina de perro de las alfombras, es utilizar bicarbonato de sodio. Muchas telas como el nailon, la seda o la lana son complicadas a la hora de retirar un olor fuerte. Por eso, esta alternativa es una de las más efectivas. También, si lo mezcláis con el zumo de un limón y agua es una opción infalible para combatir las manchas.

CÓMO QUITAR LOS PELOS DE TU MASCOTA DE LOS MUEBLES Y ROPA:

Es otro de los dolores de cabeza de muchos dueños de mascotas y es que la mayoría de estas, suelen soltar mucho pelo y aunque el aspirador es la mejor opción y la más usada, existen otras alternativas prácticas y fáciles para quitarlos del todo.

Mascotas | iStock

GUANTES DE LÁTEX CON AGUA:

Con un par de estos mojados en agua podéis eliminar muchos de los pelos que van soltando las mascotas por casa. El truco está en reducir la electricidad estática del pelaje y que se queden pegados al guante. Poned esto en práctica para alfombras y tapizados y veréis la diferencia.

LAVAR CON PROGRAMAS ESPECIALES:

Aunque cada día existan más telas especiales para repeler el pelaje de las mascotas y que sea más fácil eliminar los pelos, no todos los tapices son fáciles de mantener libres de pelitos. Por eso, otra alternativa es hacer varios lavados con temperatura caliente.

La secadora también es una buena opción para deshacerse de los pelos, pero es importante no olvidar revisar los filtros con frecuencia para evitar que se estropee o pueda atascarse.

CÓMO MANTENER LIMPIO A TU PERRO:

Si bien, algunas mascotas suelan hacer travesuras en casa como el tema de la orina en la alfombra; también es importante tener presente que los perritos suelen ensuciarse más al dar paseos y esto va acumulando un olor desagradable en ellos. Por eso, recurrir a las toallitas húmedas caseras para mantenerlos limpios, mientras pasan los días para su ducha mensual, es una alternativa rápida y fácil de hacer.

Necesitaréis:

2 tazas de agua

1 cucharada de aceite de oliva virgen

1 cucharada de jabón neutro líquido

1 cucharada de vinagre de manzana

Pasos:

• Mezclad todos los ingredientes en un recipiente y luego, introducid papel de cocina para poder usar en las patas o el pelaje de vuestra mascota.

Nota:

• Si queréis hacer vuestras toallitas antibacteriales, podéis incluir 2 gotas de aceite esencial de lavanda y 2 de árbol de té. Esto, le dará un olor agradable y limpio sin recurrir a ingredientes tóxicos.

Publicidad