Novalife » Útil para ti

TEXTILES

Trucos para eliminar el olor a humedad de la ropa

Es algo muy común cuando tiendes en interiores, pero tranquila, tiene solución.

Publicidad

Has puesto la lavadora, tiendes la ropa dentro de casa porque está diluviando (o porque simplemente, no tienes dónde tender fuera), y cuando te vas a poner la prenda te percatas: puaj, la camisa huele a humedad. ¿Se puede evitar este problema? ¿Hay solución?

Tranquilidad, que sí la hay porque es verdad que una de las cosas más desagradables es ponerse rompa limpia que sin embargo, huela a humedad.

- Intenta evitar que la ropa coja humedad antes, durante y después del lavado, no hay que dejar que la ropa se quede húmeda. Si una prenda se humedece, acto seguido hay que lavarla y si eso no es posible en el momento, ponerla al sol. Pero nunca echarla al cubo de la ropa sucia estando húmeda.

- Si el olor a humedad es persistente, lo sentimos pero te tocará volver a lavarla, esta vez, añadiendo a la colada un poco de bicarbonato de sodio o vinagre de vino blanco o manzana. Si es toda la colada la que huele porque se haya quedado en la lavadora más tiempo del conveniente, vuelve a lavarla con una taza de bicarbonato en lugar del detergente.

- Echa un ojo a tu mini bar porque allí puedes tener la solución para el olor a humedad: el vodka. Pon un poco en un trapo limpio y frota suavemente la prenda. El mal olor desaparecerá como por arte de magia.

Ropa tendida | iStock

- Usa el congelador: el frío ayuda a eliminar los malos olores. Prueba a meter las prendas en una bolsa de plástico y dejarlas en el congelador un cuarto de hora aproximadamente. El vapor también puede ayudar a hacerlo desaparecer.

- Hay otra solución aunque más agresiva: el amoníaco. Si te decantas por esta opción, ten cuidado con el manipulado porque sus vapores son nocivos. En efecto, el amoníaco eliminará los olores de humedad pero puedes acabar cargándote la prenda porque, como decíamos, es muy agresivo. Y nunca lo uses junto con un blanqueador.

- Hablando de este último, el blanqueador también puede resultar de ayuda.

En todo caso, si el olor a humedad es un problema recurrente, deberás identificar qué lo está originando. Puede venir por ejemplo por haber tenido la ropa en el armario durante mucho tiempo. En ese caso, bastará con lavar la ropa y airear el armario. Para evitar la humedad en este entorno tienes cajitas deshumidificantes, que también puedes hacer caseras, con saquitos de sal gruesa, por ejemplo.

También puede ser que el olor a humedad venga de la lavadora o de la secadora. Si notas que el olor viene de la lavadora, bastará con programar un lavado corto con un buen chorro de vinagre en la cubeta del detergente. También es posible que el olor provenga de la ropa porque ésta esté desarrollando moho: si es el caso, tienes que eliminarlo mezclando agua con lejía. Después, vuelve a lavar la prenda.

Publicidad