Novalife » Útil para ti

SENCILLO Y PRÁCTICO

El truco de la palma para saber cuánto debes llenar la lavadora

Con este sencillo truco no solo podrás cargar correctamente tu lavadora, sino mantenerla el mayor tiempo posible como el primer día.

Publicidad

A la hora de pensar en nuestro electrodomésticos, podemos tener unas prioridades claras. La nevera en la temperatura perfecta, el congelador que mantenga los alimentos en su punto e incluso la cafetera que pueda hacer el café tal y como nos gusta saborearlo. Sin embargo, una de las piezas claves en nuestra casa es, sin lugar a dudas, la lavadora.

Se trata de uno de los electrodomésticos más básicos y que casi todos tenemos en nuestro hogar. Si bien puede no ser el aparato que más utilizamos o que incluso funciona día tras día porque no lo creemos necesario, se trata de uno de los aparatos más necesarios. Y pese a lo fácil que puede parecer elegir sus programas o cargarla, este paso a paso tan común no suele realizarse correctamente, lo que supone que se estropee con mayor facilidad.

Si quieres conseguir que tu lavadora siga funcionando como el primer día, una de las principales tareas que debes cumplir es aprender a cargarla correctamente. Todas las lavadoras vienen con una carga máxima indicada, pero parece imposible controlar la cantidad de kilos de ropa que introducimos o cuánto pesará esta una vez mojada. Por suerte, hay un sencillo truco que nos ayudará en este proceso y que se conoce como el truco de la palma de la mano.

El sencillo truco con el que mantendrás tu lavadora en perfectas condiciones

Su nombre puede resultar extraño y, sin embargo, resulta realmente efectivo. De hecho, no solo ayuda a que tu lavadora se mantenga durante más tiempo funcionando en condiciones plenas, sino que además evitará daños irreparables en tu ropa. ¿Cómo puedes realizarlo? Es muy fácil y no te llevará mucho tiempo.

Antes de poner a funcionar la lavadora, debes tener en mente la cantidad de ropa que puedes introducir en el tambor. Para ello, mete la mano dentro del propio tambor y colócala de lado en la parte superior. De este modo puedes utilizar la propia palma de tu mano como medidor para, de ese modo, conocer hasta qué punto puedes llenar tu lavadora.

¿Por qué es tan importante no cargar demasiado la lavadora? No solo se limita a una falta de movimiento por parte de las prendas, sino que, cuanto mayor sea el exceso de ropa, el detergente no tendrá espacio suficiente para mezclarse con el agua y, por ello, la ropa no se lavará correctamente. Gracias a este sencillo y práctico truco, lograrás que tu lavadora funcione correctamente durante mucho más tiempo y evitarás que tus prendas favoritas sufran cualquier tipo de daño.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Por qué no debes usar demasiado detergente para lavar la ropa

Publicidad