Con patatas, con cebollas...

Con patatas, con cebollas...

¿Toca limpiar cristales? Hay otras alternativas al papel de periódico

El papel de periódico es uno de los remedios más baratos, sencillos y fáciles con los que limpiar cristales. La tinta además sólo te mancha a ti, y los cristales quedan de maravilla.

Laura Martín
  Madrid | 29/04/2019

Eso sí, como todo tiene su truco: mojar sin empapar, no apretar para no rayar los cristales, y aunque tú te manches, no te preocupes, porque el cristal quedará impoluto.

¿A quién se le ocurrió esta brillante idea? No lo sabemos, pero en cuestión de trucos caseros y baratos es de los mejores. Sirve para las ventanillas del coche, los cristales de la casa, la televisión… Aunque no funciona igual de bien en las bañeras o duchas, que llevan jabones con los que entran en conflicto.

Además del papel de periódico para limpiar cristales, hay productos de todo tipo en el mercado para limpiarlos. Desde remedios caseros a combinaciones químicas. Eso sí, todo tiene su truco.

Cómo y cuándo hay que limpiar los cristales:

-si llueve, olvídate (se mancharán la instante)

-si hace aire, olvídate (se secarán muy rápido y el viento te puede arrastrar polen y hojas)

-si hace mucho sol, olvídate (el secado es tan rápido que no quedarán bien)

-para limpiar bien los cristales empieza por poner una alfombra o sábana vieja en el suelo. Prepara un cubo con todo lo necesario y asegúrate de tener cerca también un escalón o taburete alto para no perder tiempo y que todo quede perfecto

-el primer paso, los marcos de los cristales, así no mancharás los cristales

-si los cristales dan a patios, jardines, etc… dales con la manguera fuerte si están muy sucios

-mejor algodón que otros tejidos

-las toallitas limpiadores son una solución rápida, pero a la larga más cara

-las escobillas de goma o espátulas son también una solución muy eficaz y tal vez debas recurrir a ellas por su perfección.

Otras maneras de limpiar los cristales

Una receta sencilla y muy efectiva: agua, un poquito de vinagre blanco, el de toda la vida, y una cucharada de bicarbonato de sodio. Aplicas con una esponja, esperas unos minutos (dependiendo de lo sucios que estén), y retiras con un trapo de algodón.

Si eres una ‘manitas’ y quieres tener tu propia fórmula, puedes hacerte un limpia cristales casero:

-puedes optar por mezclar agua y amoniaco a partes iguales (cuidado con el olor)

-agua, por supuesto, es nuestra base, y una base de vinagre blanco por cada cuatro de agua.

-una versión que lleva gotas de lavavajillas, agua, y alcohol de quemar en la misma cantidad, y un chorro de amoniaco, generoso.

-agua con un chorro de lavavajillas y una cantidad generosa de amoniaco

-este truco es para previsoras, ya que necesitarás al menos dos semanas para dejar reposar en un recipiente trozos de naranja, limón, lima (o cáscaras), y llenar el cubo o la palancana, con vinagre blanco. La mezcla se cuela, se pone en un pulverizador con agua a partes iguales, y listo.

-si tus cristales están como opacos, como ocurre con las luces de los coches, o algunas bañeras y las mamparas, esta mezcla es interesante: mezclas una taza de vinagre con dos cucharadas de maicena, disuelves y metes la mezcla en tu pulverizador.

Lo metes todo en un pulverizador y ya tienes tu propia fórmula para limpiar los cristales.

Otras recetas que hemos encontrado para limpiar los cristales incluyen patatas y cebolla. Sí, estás leyendo bien. Cortas una patata o una cebolla por la mitad, y frotas de manera suave el cristal. Después aclaras muy bien con una mezcla que tendrás preparada de medio litro de agua y un chorro de vinagre. El secado es una de sus grandes ventajas.

Los mas vistos

Hogarmania

Decoración con madera reflotada o driftwood

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.