Novalife » Útil para ti

DIFERENTES TIPOS

Los diferentes tipos de cepillos para pestañas y para qué sirve cada uno

El rimmel es un producto que está en la rutina de maquillaje de muchas mujeres, pero ¿sabemos los distintos resultados que dan los distintos cepillos? Te lo contamos.

Publicidad

Muchas mujeres antes de salir de casa deciden aplicarse un poco de maquillaje para darle un aspecto más fresco a nuestro rostro, y la máscara de pestañas es algo que no puede faltar en ninguna rutina. Pero este producto tiene varios cepillos para su aplicación y muchas veces no sabemos las diferencias. En el vídeo te explicamos cuáles son las características de cada uno de los cepillos.

En primer lugar, están los cepillos más clásicos. En este grupo entra el cepillo más plano y fino, perfecto para tener mucha precisión sobre las pestañas que son gruesas y simplemente necesitan un poco de definición. Otra buena característica de este cepillo es que no apelmaza nuestras pestañas y que hace que el producto se esparza de manera igualada para que así dure todo el día.

También está el cepillo recto con las cerdas un poco más gruesas y muy separadas. Su función va a ser totalmente la contraria al cepillo anterior: dar más grosor a pestañas que son muy finas. El tener las púas muy separadas hace que el espumillón coja más producto al salir del envase y da la sensación de que al aplicarlo cada pestaña coge más producto y se hace más gruesa.

El cepillo cónico hace posible que se alcancen todas las pestañas con una sola pasada del producto. Desde su parte puntiaguda del inicio se aplica el producto en las pestañas más cortas y con la parte inferior del cepillo se alcanzan las demás pestañas con una gran cantidad para tener un buen resultado. Este cepillo favorece el efecto de ojo almendrado, ya que las pestañas se rizan por el movimiento y púas del aplicador.

Los cepillos en forma de hélice están pensados para la aplicación del producto sobre todo en pestañas cortas. Su diseño hace que al aplicar el producto se dé más volumen y largo a las pestañas. Por otro lado, también existen los cepillos curvos que sirven para rizar pestañas muy largas, pero que tienen una forma totalmente recta. Esto se consigue por la forma en la que están colocadas las púas, para también evitar que se formen grumos.

Finalmente también existen unos cepillos con forma de reloj de arena que son más cómodos para las personas que tienen los ojos sensibles. Esto se debe a que sus cerdas son finas y suaves, por lo que no molestan al ojo y permiten que el resultado de la aplicación del producto logre un acabado lo más natural posible.

Seguro que también te interesa:

Cómo evitar que se corra el rímel

Errores al usar rímel: ¡podrías estar acabando con tus pestañas!

Publicidad