El principal motivo por el que los pantalones se caen de las perchas es porque el peso del pantalón se sitúa en un extremo, provocando que terminen por descolgarse de la percha. Aunque coloquemos el pantalón bien centrado, cualquier movimiento de la percha termina provocando que éste se deslice hacia un lado y se precipite hasta el fondo del armario. Esto es debido a que tiene más objetos de metal o telas más gruesas. Pero, ¿sabes cómo puedes evitar que esto suceda?

Muchas personas, por comodidad, colocan los pantalones en cajones o baldas de su ropero. De esta forma, evitan que los pantalones se puedan caer y perjudiquen el orden del armario. Sin embargo, colocar los pantalones uno encima de otro es bastante molesto a la hora de buscar un pantalón concreto, ya que por lo general es más complicado encontrar una prenda que no esté a la vista.

Por otro lado, colocar los pantalones en cajones provoca que se puedan arrugar, y si son de tela fina o algo más elegantes nos veremos obligadas a tenerlos que planchar. No obstante, si se encontrasen en perchas estarían mucho más lisos y no tendríamos ningún problema al írnoslos a poner. Asimismo, el espacio que ocupamos en los cajones con los pantalones podríamos estar aprovechándolo para guardar otras prendas.

Por ello, en el vídeo superior te mostramos de manera sencilla cómo has de colocar los pantalones en las perchas para que éstos no se vuelvan a deslizar hacia el fondo del armario. El truco consiste en colgarlos de una forma determinada para garantizar una mejor sujeción en las perchas. Al colocar de esta forma los pantalones conseguirás un correcto balance en la distribución de la carga.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Estos son los errores que cometes al limpiar el baño

¿Cuántos usos tienen los guantes y las mascarillas?