Sí, nos ha venido a solucionar la vida, está claro pero al mismo tiempo, también nos la ha complicado: hay hasta cortometrajes sobre parejas que se enzarzan en disputas y acaban rompiendo solo por conversaciones de esta aplicación de mensajería (y esto es extensible a grupos de amigos). ¡Cuántos malentendidos has tenido con tus amigos por esta herramienta que parece concebida por el Diablo!

Y es que no es lo mismo una conversación cara a cara que una a través de la pantalla del móvil. Por eso y porque hay temas que sería mejor evitar tratar por esta vía, te decimos hoy cuáles son las temáticas que mejor debieras abordar en persona o en conversación telefónica. Para evitar mayores problemas.. Ahí van:

- Las bromitas de dudoso gusto: a ver, el humor es como los colores. A uno le gusta mucho los Monty Python y a otros Muchachada Nui, y a otros, ni los unos ni los otros. El humor es muy particular, con lo cual, esa bromita con la que os habéis estado echando unas risas en el grupo de amigos a lo mejor no es lo más indicado para tu pareja. Ojito, que algunas bromas las carga el Diablo y te puede salir el tiro por la culata.

- Política: y quien dice política dice religión. A ver, esta app es para cosas de batalla, mundanas, algo que quieras decir en ese momento y ya. No para debates sesudos, así que, ¿para qué te vas a meter en ese jardín? Si ya es delicado en persona, imagina vía móvil.

- Los sentimientos/las emociones: a menos que adjuntes un emoticono a tu texto, la mayor de las veces es difícil captar lo que el otro quiere comunicar salvo que sea algo claro como “compra pan”. Es decir, este medio no es el adecuado para darle a conocer a tu pareja tus emociones tras ese momento en el que le dijiste “te huele el aliento”. Ni tampoco para la ironía. Los temas complicados y abstractos, es mejor dejarlos para otras vías de comunicación.

- Las fotos guarras: sí, entendemos que estás en un momento de calentón y te apetece un polvo con tu chico, pero esto es como el humor, que lo carga el Diablo. Di no al envío de fotos hot porque chica, luego no sabes dónde pueden acabar.

Mujer mirando el móvil | iStock

- Evita las expresiones tajantes: y volvemos a lo anterior, una expresión tajante, en persona, puedes entenderla (la comunicación visual ayuda), pero vía móvil, no.

- Cualquier cosa conflictiva: ¿os habéis peleado esta mañana y sigues “caliente” con el tema? Claro, es muy tentador decírselo por mensaje porque no le tienes delante: pero no, porque a la larga, será contraproducente. Espera a estar más tranquila y sobre todo, a veros, para seguir con ese tema pendiente.

Y por último, más que como temática a no tratar, como gestión que debes hacer: contrólate la ansiedad de ver que no te ha respondido a los mensajes. Vivimos en la sociedad de la inmediatez, lo cual no es bueno, porque pensamos que debemos tenerlo todo al instante. Deja de estar pendiente para ver si te ha respondido o no y desde luego, si no lo ha hecho, no le increpes vía mensajes pidiendo explicaciones. Será peor.