Novalife » Útil para ti

SOLUCIONES CASERAS

Seis pesticidas naturales para tus plantas

Quizá Filomena las dejó un poco tocadas (nos extrañaría si nos dijeras que no). Por eso hoy te vamos a dar unas ideas de pesticidas naturales para que no haya nada más que las dañe.

Publicidad

Se te dan más o menos bien, según épocas y según plantas pero en general, estás bastante contenta de cómo tienes las plantas en tu casa o en la terraza: tus aloes, tus cactus, tus suculentas, tus ágaves, el tronco de brasil, el poto....

Y eso a pesar de que Filomena, el pasado enero, les pasó factura a las que tienes de exterior. Por eso, y para evitar males mayores, vamos a darte una serie de soluciones caseras que te pueden servir de pesticidas para repeler plagas. Cero químicos, total eficacia, what else?

- Agua con ajo: el ajo le sienta bien a todo, son harto conocidas sus propiedades, ¿verdad? Pues ahora también lo puedes usar para tus plantas, porque repele plagas, incluso, hormigas. Para elaborarlo, licúa una cabeza grande de ajo y dos tazas de agua. Filtra los restos con un colador y deja reposar toda la noche. Diluye al día siguiente esa solución en dos litros de agua y ya estará listo. También, si buscas mayor efecto, puedes añadirle media cebolla.

- Reutiliza tus cáscaras de huevo: no hay nada mejor que reciclar así que si has hecho una tortilla, no tires las cáscaras y aprovéchalas para hacerte un pesticida natural. La cáscara es rica en hierro, zinc, manganeso y fósforo y aparte de un fabuloso abono para tus plantas, es repelente de babosas, caracoles y orugas. Casi nada. Para prepararlo, lava las cáscaras y déjalas secando bajo el sol. Después, mételas en una licuadora hasta que te quede como un polvo blanco que deberás esparcir por la tierra alrededor de los tallos de las plantas.

- Leche y harina: un gran fungicida que puedes rociar en spray sobre tus plantas. Basta media taza de leche no pasteurizada, 3 tazas de harina de trigo y diez litros de agua.

Terraza con plantas | iStock

- Albahaca: te resolverá alguna receta en la cocina y además, ahuyentará a la mosca blanca, a los ácaros y a los mosquitos. Así que no escatimes y planta albahaca.

- Aceite y jabón: mezcla una taza de aceite y algo más de dos cucharas de jabón con agua. Con esta mezcla rocía tu planta, pero evita hacerlo cuando haga mucho sol. La película grasienta que deja el aceite impedirá que se asienten plagas.

- Bicarbonato de sodio y agua: seguro que alguna vez lo has utilizado para limpiar en casa pues que sepas que para las plantas también va genial. Mezcla un litro de agua con dos cucharadas de bicarbonato. Rocía las plantas y chimpún, fuera problemas.

Y un bonustrack: hemos hablado de pesticidas naturales, pero ahí va un abono natural que tú misma puedes preparar en casa aprovechando deshechos de comidas, en este caso, la piel del plátano. Cuando te comas uno no la tires a la basura: córtala en trocitos y ponlos en una botella con agua. Reserva un par de días y ya tendrás una maravillosa agua con nutrientes para regar tus plantas.

Publicidad