Novalife » Útil para ti

PICADURAS EN LA PLAYA

¿Qué hacer si te pica una medusa?

¿Te encuentras dentro del mar y de repente notas picor y enrojecimiento? Te damos todos los consejos necesarios para que actúes bien si te ha picado una medusa.

EÑE

Publicidad

Las medusas son un peligro común en las playas de nuestras costas. El contacto de nuestra piel con sus tentáculos puede causarnos dolor, picor e hinchazón. Por ello, en el vídeo te mostramos qué debes hacer si te pica una medusa.

En primer lugar, lava la zona afectada con agua del mar o suero fisiológico, pero nunca lo hagas con agua dulce porque podría favorecer la liberación de más toxinas. En caso de que haya quedado algún resto de tentáculo en tu piel, retíralo con unas pinzas o con cualquier otro objeto rígido, como una tarjeta, pero nunca lo hagas con las manos. Después, aplica frío en la zona durante unos 15 minutos mediante una compresa congelada o hielos envueltos en un paño limpio.

Si comienzas a sentir otros síntomas como náuseas, vómitos, dificultad al respirar o calambres musculares, acude rápidamente al hospital más cercano para que puedas ser tratado por un médico.

Por el contrario, lo que nunca debes hacer si te pica una medusa es mantenerte al sol o aplicar calor en la zona, ya que no conseguirás disminuir el picor ni la hinchazón. Tampoco apliques amoniaco ni vinagre en la picadura. Evita rascarte o frotar la zona dañada y no utilices vendajes demasiado apretados para cubrir la zona. Por último, no toques una medusa aunque parezca que esté muerta, porque podría seguir provocando urticaria.

Tipos de medusa en el Mediterráneo y Atlántico

Por suerte, en las costas de España no se encuentran medusas cuya picadura sea mortal, pero aun así es importante conocer algunas características de las más frecuentes.

  • Aguacuajada o medusa de huevo frito

    Suele ser común en el mar Mediterráneo y destaca por su forma de huevo frito. Es de color marrón amarillento, su picadura es muy leve y normalmente no produce urticaria.

  • Medusa luminiscente

    De color rosáceo y con tentáculos largos. Común tanto en el mar Mediterráneo como en el océano Atlántico, su peligrosidad es alta pues suele producir ampollas y picores intensos.

  • Medusa de compases

    Frecuente en el Mediterráneo y en el Atlántico, destaca por sus largos y finos tentáculos. Su picadura causa irritación y dolor y en ocasiones también pueden llegar a generar verdugones.

  • Carabela portuguesa

    Es la más peligrosa. Suele encontrarse en aguas templadas del Atlántico, pero también en el Mediterráneo. Destaca por su color lila y por sus largos tentáculos. La peligrosidad de su picadura es muy elevada: causa mucho dolor y puede acarrear enfermedades neurológicas y cardiológicas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Remedios infalibles para las picaduras de mosquito

Publicidad