Novalife » Útil para ti

DORMIR MEJOR

Qué clase de almohada te conviene para prevenir el dolor de cuello

La OCU afirma que el uso de almohada nos ayuda a descansar mejor, siempre que sea la adecuada. En el vídeo te damos algunos consejos para elegir la almohada correcta según tu forma de dormir.

Publicidad

Si por lo general cuando descansas no sientes realmente que lo estás consiguiendo y encima sueles experimentar sensación de dolor en el cuello posiblemente se deba a que tu almohada no te deja disfrutar de estos momentos. Cuando hablamos de dormir, cada uno tiene sus propias manías y en ocasiones no son saludables para nuestro organismo. En el vídeo te enseñamos la forma de elegir correctamente una almohada para prevenir dolores y lesiones.

Diseñada para aumentar positivamente nuestro confort, los beneficios que conlleva utilizarla son infinitos, calma problemas de respiración, insomnio, pesadillas y una mala circulación de la sangre. En cambio, el uso reiterado de una almohada no aconsejada puede desencadenar muchos riesgos, a continuación, te los explicamos.

Cervicalgia

Se conoce como dolor en la región cervical y se puede originar por una mala postura. La forma que tenemos de dormir puede ser el causante principal de que esto ocurra, garantizar la calidad del descanso es fundamental para evitar este tipo de tortura.

Además de ser muy molesto puede acarrear problemas más severos como padecer vértigos, una sensación de mareo y malestar constante provocado por dolores de cuello reiterados.

Migrañas

Los nervios del cuello sobre todo en la parte superior, pueden provocar dolores fuertes de cabeza, manifestándose durante horas o días hasta por detrás de los ojos. Esto es lo que se conoce como migraña.

Una de las causas por las que se da, es por una mala postura reiterada del cuerpo a la hora de dormir. Inconscientemente estamos forzando los músculos del cuello con el propósito de mantenerlos firmes, lo que hace que acaben irritados.

Tendinitis

Probablemente en más de una ocasión hayamos sentido dolor en los hombros al despertar, no es algo casual ya que, las lesiones más comunes por adoptar posturas erróneas y no elegir bien una almohada a la hora de dormir, son la tendinitis y los desgarros de ligamentos.

Forzar excesivamente los tendones para adoptar una postura alineada o la influencia de los materiales que componen las almohadas son también las causas principales de este tipo de lesión.

Algunas recomendaciones

Raramente consultamos con un especialista, nos fiamos de las opiniones que escuchamos y leemos sin dar especial importancia al momento de adquirir este tipo de producto.

Sin embargo, cuidado al elegir almohadas recomendadas por otras personas, cada persona tenemos una manera distinta de dormir y por lo tanto necesitamos almohadas diferentes.

Si quieres prevenir cualquiera de estas patologías que causamos mayoritariamente nosotros mismos, en el vídeo te ayudamos a elegir la almohada que mejor se adapta a ti.

SEGURO QUE TE INTERESA

El truco que realmente funciona para conciliar el sueño rápidamente

Publicidad