En el cuero cabelludo hay alrededor de 100.000 cabellos, y este experimenta diferentes fases a lo largo de la vida. Mientras unos crecen, otros tienen que caerse, y otros permanecen estables. Se estima que al día solemos perder entre 50 y 100 cabellos.

Pero cuando nos metemos en la ducha y nos lavamos el pelo, solemos ver que perdemos demasiados cabellos, muchos más de lo normal y puede llegar a ser muy alarmante. Igual que cuando nos peinamos. ¿Por qué ocurre esto? Te lo explicamos en este vídeo.

No siempre se cae la misma cantidad. Hay razones accesorias que afectan a la pérdida de cabellos, como el estrés o problemas de salud, pero el momento de la ducha sigue siendo alarmante y, a veces, ver tanto pelo cayéndose es lo que puede producir verdadero estrés. No te preocupes, el pelo crece, y de igual forma que los perdemos, los recuperamos. Pero, ¿por qué?

En todos los mamíferos, excepto en los humanos, existe la muda sincronizada anual. Mudan pelo con los cambios de las estaciones: en primavera pierden para pasar un verano más fresco y en otoño lo recuperan. Es un proceso de adaptación a los cambios de temperatura, algo natural. ¿Alguna vez te has alarmado por acariciar a tu perro o gato cuando estaba en la época de muda de pelo?

Bueno, pues de igual forma que en ellos es algo natural, en los humanos también es normal perder pelo, aunque no por motivos térmicos. Sin embargo, nosotros sí nos alarmamos cuando pasamos la mano por el pelo al lavarlo o peinarlo y nos quedamos con una buena cantidad en la mano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La peligrosa moda de los baños de vapor vaginales

Trucos para que tu pelo parezca más largo