Desde Meryl Streep hasta Salma Hayek pasando por la Reina Leticia: las canas son tendencia. Hasta ahora, los estereotipos femeninos relacionados con la eterna juventud han hecho que las mujeres recurrieran a todo tipo de tintes para disimular las marcas que la edad dejaba en su cabello; mientras que a ellos los mechones grises les aportaban un toque maduro e interesante. Por este motivo, si te sumas a esta tendencia necesitas tener en cuenta que lucir este tipo de cabello requiere una serie de cuidados que te explicamos en el vídeo.

El apogeo del movimiento feminista a nivel global ha roto la cadena que unía a las féminas y los salones de belleza, cada vez más mujeres deciden lucir su cabellera canosa sin ningún tipo de complejos para reivindicar que la madurez también es sinónimo de belleza.

Si estás pensando en seguir el ejemplo de estos referentes femeninos y sumarte a la tendencia del gris, tienes que ser consciente de que se trata de un proceso relativamente lento y que requiere múltiples cuidados. En el vídeo te detallamos de cuáles se tratan.

En instagram el hashtag #greyhair ya suma casi 2 millones de publicaciones. Con él mujeres de todas las partes del mundo muestran su largo proceso de transición hacia la melena gris perla. Dejarse crecer el pelo canoso es un camino que puede durar meses y en el que se debe lidiar con la presión social.

Pero una vez conseguido el objetivo, no debes relajarte; es más, los cuidados extras no han hecho más que empezar. En el vídeo te contamos cuáles son todos los cuidados que necesita tu cabello gris o decolorado.

Cuidados especiales que requiere la melena gris

Lo primero que hay que tener en cuenta, sobre todo en verano, es que al haber perdido melanina, la melena gris es más sensible al sol, razón por la que utilizar un protector solar capilar se torna fundamental. Este protector solar Well es una alternativa eficaz para proteger la melena las tardes de piscina.

Otro truco para cuidar el pelo canoso es evitar lavarlo más de 2 o 3 veces por semana. Para ello, una opción es empezar a utilizar champús en seco, como el modelo de Moroccanoil especial para melenas claras.

Los cabellos decolorados, y especialmente los grises, se resecan con mucha facilidad. Para que no adquiera una textura áspera y encrespada, muy poco estética, es fundamental utilizar una mascarilla hidratante una vez a la semana, y dejarla actuar un mínimo de 30 minutos. Esta mascarilla Mon Platin, hecha a base de caviar negro, nutre e hidrata específicamente el cabello blanqueado.

Además, par aun mayor cuidado, los estilistas recomiendan a las melenas decoloradas aplicar un tratamiento de aceite de coco una vez cada quince días. La mascarilla By G. Bera, hecha 100% con aceite de coco natural, hidrata, nutre y fortalece la hebra en profundidad.

Sin embargo, el mayor inconveniente del pero gris es que, si no se cuida adecuadamente se vuelve amarillo o verdoso. Para evitar que se pierda el efecto y la potencia de la tonalidad grisácea con los lavados, se requieren champús y acondicionadores con pigmento. Este tipo de productos, como la gama de L'Oréal Professionnel, impiden que el pelo se oxide.

Por último, hay que señalar que cuando el pelo se encuentra mojado es mucho más frágil. Por este motivo, se recomienda secar el pelo y, cuando esté simplemente húmedo empezar a desenredarlo. Por supuesto, antes de aplicar calor, es fundamental utilizar un protector térmico, un buen ejemplo es el de Kerastase, que además ayuda a desenredarlo.