El corcho se emplea mayoritariamente como tapón para las botellas de vino. Cuando estás tomando unas copas y se termina la botella, probablemente tires a la basura su tapón. Sin embargo, puede ser un objeto perfecto para simplificar y hacer más cómodo tu día a día. ¿Por qué? Resulta que existen otros usos que puedes hacer del corcho para solucionar algunos de los problemas más comunes de una casa. Así que deja de tirarlos, lávalos y consérvalos. En el vídeo te explicamos otros fines que puede tener, bastante reveladores y que seguro no te habías planteado.

El corcho es un tejido vegetal muy característico por sus propiedades aislantes. Por eso se emplea mayoritariamente como tapón para las botellas de vino o también para insonorizar habitaciones. Impide que el oxígeno y las bacterias entren en el interior de la botella, estropeando la calidad de este. Además, para que un vino se encuentre en condiciones perfectas, es esencial la calidad del corcho.

España y Portugal son los países más productores de corcho en todo el mundo. Este se extrae de la corteza del alcornoque, un árbol que crece en la Península Ibérica y el norte de África. La industria corchera es bastante sostenible. El proceso de extracción de la corteza se conoce como 'saca', y esta es necesaria para que el alcornoque tenga una vida saludable (vive entre 150 y 200 años). Tras su extracción, que la época más ideal para hacerla es en los meses que comprenden de mayo a septiembre, el árbol vuelve a generar otra durante los nueve años siguientes.

El corcho no sólo es un producto 100% natural (por lo que son biodegradables y además beneficiosos para el árbol del que provienen) sino que, además de ser utilizado como tapón para el vino, se le pueden dar unos usos muy eficientes para el hogar como solución a problemas que no te imaginas que se pudieran resolver de una manera tan sencilla y modesta. Espera a descubrirlo en el vídeo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Consejos para aprovechar al máximo el espacio si tienes una casa pequeña

Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos