Cuando abrimos un yogur nos encontramos un líquido de color blanquecino en la superficie del mismo. Muchas personas, sin conocer sus propiedades, lo suelen tirar, ya sea porque da un poco de rechazo o porque piensan que es malo, que se debe a que el yogur está algo pasado. Pero no es así.

Tanto para desayunar, como para merendar o tomar después de cada comida, el yogur es ideal. Es un alimento fresco, ligero, hecho a partir de leche y perfecto para picar. No es de extrañar, con ello, que sea un alimento primordial en la dieta de cualquier niño.

Aunque el yogur por excelencia es el de sabor 'natural', hoy en día podemos encontrar en los supermercados una gran variedad de sabores que van desde el coco, la macedonia, el plátano o la fresa, hasta algunos un poco menos comunes como es el sabor de galleta, chocolate, vainilla o nueces.

Lo que posiblemente pocas personas saben y lo que vas a descubrir aquí es que, el líquido que se encuentra en la parte de arriba del yogur que vemos nada más abrirlo, es muy bueno para nuestra salud. En el vídeo superior te contamos por qué.

Tirar el líquido del yogur por el fregadero antes de comenzar a comerlo no debería hacerse. Si te da impresión verlo, te recomendamos agitar el yogur antes de abrirlo, o removerlo en el momento previo de empezar a comerlo. De esta forma, no te dará ninguna repulsión.

De todas formas, este líquido no sabe a nada, y no significa en ningún caso que el yogur esté en mal estado.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Remedios caseros para el pelo graso

¿Engordan las palomitas?