Novalife » Útil para ti

CONSEGUIRÁS QUE NO PIERDA SUS PROPIEDADES

Esta es la manera correcta de congelar el pan

El pan es uno de los alimentos más consumidos por parte de la población española. Mientras que antes se optaba por comprarlo al día, actualmente la opción de congelarlo es muy utilizada. Aun así, ¿lo estamos haciendo bien?

Publicidad

El pan es un básico en la alimentación de una casa. Es un producto que siempre se ha consumido tanto en desayunos, comidas, meriendas... Se trata de un alimento milenario, muy versátil y muestra multitud de variantes: con cereales, sin sal, integral, con aceite, de picos…

Según el Informe del consumo alimentario en España del año 2019, cada español consume de media una cantidad de 31,08 kilos de pan al año. Sin embargo, el dato ha disminuido en un 2,5% respecto al año anterior.

Actualmente se compra menos pan del día a raíz de los cambios en el estilo de vida. Por ello es tan importante saber congelar el pan de una manera correcta, para que no pierda ninguna de sus propiedades y podamos consumirlo perfectamente. Aun así, antes de comenzar este proceso, el pan se debe guardar en un lugar seco, sin humedad, para evitar la aparición de moho. Por ejemplo, se puede tapar con un trapo, meterlo en un cajón de madera o en una bolsa de tela. De esta manera, deberá aguantar en perfecto estado aproximadamente 48 horas.

Cómo debemos congelar el pan

Congelarlo es un proceso básico para poder comer pan en cualquier momento. Es recomendable hacerlo lo más pronto posible, ya que su textura será más apetecible cuando lo vayamos a comer. En cambio, si iniciamos la congelación cuando el pan esté casi duro, no lo disfrutaremos más adelante.

Aun así, si el pan es recién hecho, debemos esperar a que se enfríe antes de meterlo en el congelador. Únicamente podemos llevar a cabo este proceso si el pan está a temperatura ambiente.

Envuélvelo. Evita que las piezas de pan toquen las paredes del congelador. Esto puede causar que el pan se queme por el exceso de frío y pierda algunas propiedades, así como su textura original. Utiliza papel de cocina y, encima, papel de aluminio para envolverlo correctamente. Es esencial que no entre la humedad, por lo que puedes reforzarlo con una bolsa de plástico.

El pan no debe permanecer en el congelador más de un mes. Si no, se pierden las propiedades y empeora su sabor. Aun así, el tamaño es muy importante, ya que un trozo más grande puede mantenerse más tiempo en el congelador que una pieza más pequeña. Por lo que tendremos que observar el aspecto que presenta el alimento, pero no debemos excedernos del tiempo.

Utiliza bolsas herméticas. Es otra alternativa para que el pan no se contamine con olores ajenos ni se queme a causa del frío.

Si sabes las cantidades de pan que ingieres en un día, un truco muy práctico es congelarlo ya cortado. De esta manera, podrás sacarlo poco a poco y estará listo para comer enseguida. Aun así, si se consume gran parte de la pieza, congélalo entero.

El pan se debe descongelar a temperatura ambiente, es decir, no es recomendable utilizar el microondas u otros electrodomésticos. Las propiedades nutritivas se mantendrán si este proceso se realiza de manera natural. Sin embargo, si al final del descongelado lo introduces en el horno cinco minutos a altas temperaturas, quedará más crujiente.

Sigue estos consejos para comer pan tierno siempre que desees. Congelarlo no será un impedimento para poder disfrutar de este alimento tan cotidiano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué tipo de pan es el que menos engorda?

Así puedes preparar pan casero si no tienes levadura

Publicidad