Aunque muchas veces no nos damos cuenta, las axilas requieren ciertos mimos y cuidados para que estén sanas y no nos salgan granitos, sobre todo tras depilarnos. Para ello no es necesario gastar dinero en productos caros, sino seguir las recomendaciones de este tutorial.

Es muy común que la piel sufra irritación después de depilarte. Suele suceder debido al prurito, es decir, un picor que surge en la zona axilar provocando un deseo insaciable y desesperante de rascarte. Y además, suele estar acompañado de síntomas que no mejoran el tema: se enrojece la piel y salen pequeños granos. No es muy agradable, ni para la estética ni para el cuerpo, porque da ardor, pican, molestan…

No es un problema grave o alarmante para la salud; simplemente es molesto, a veces doloroso y en situaciones contadas empeora si ciertas bacterias se infectan. En este vídeo te contamos unos trucos que puedes hacer para que esto no te ocurra. Pero, ¿por qué se irritan las axilas? En esta zona, la piel es delgada y por tanto, sensible. Además, está expuesta a químicos como el desodorante o el gel de baño, también al roce con distintas telas o con tu propia piel al moverte. También en las axilas se encuentran glándulas sudoríparas, lo que ayuda a que se genere irritación y sarpullidos.

Depilarse las axilas es algo muy normal entre las mujeres de muchas culturas, porque se concibe como algo anti estético y se asocia a la virilidad de los hombres, aunque también muchos de ellos se depilan esta zona del cuerpo, ya sea por estética, por comodidad, por moda...

Seguro que a veces te dan unos deseos terribles de no tener ni un poquito de vello en tu cuerpo porque puede llegar a ser un incordio. Piensas que no sirve para nada, que mejor vivir sin él, y que ojalá pudieras hacerlos volar de un soplido. Pero quizá te alivie ser consciente de que, como la naturaleza es sabia, tenemos vello en el cuerpo por algo. Puedes eliminarlo, pero más allá de las concepciones sociales, el vello se encarga de proteger e hidratar la piel, y regular la temperatura corporal.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Así eran las despiadadas técnicas de depilación que utilizaban las mujeres antiguamente

Te explicamos tres trucos para que el vello no crezca grueso