Novalife » Útil para ti

LOS EXPERTOS LO DESMIENTEN

Introducir patatas congeladas en el ano NO alivia las hemorroides

Este remedio casero que circula por Internet no posee ninguna evidencia científica. El hecho de realizar esta práctica podría ser perjudicial para la salud, por lo que se recomienda acudir al médico antes de fiarse de todo el contenido de la red.

Publicidad

La vergüenza es uno de los motivos por los que evitamos acudir al médico y buscamos la solución a los problemas sanitarios en un navegador. Así pues, no consultar a un especialista puede ser perjudicial para la salud. Es el caso de un remedio casero que lleva algún tiempo en Internet: introducir patatas congeladas en el ano para aliviar las hemorroides.

La respuesta que ofrece Internet para terminar con las almorranas es colocar en el ano una patata congelada durante medio minuto. Esto se debe a que al tratarse de un alimento ácido, puede parecer que alivia el dolor de las hemorroides, ya que los vasos sanguíneos de la zona se contraen. De esta manera, acabaríamos con el picor que producen.

Las páginas que afirman que las patatas poseen propiedades estridentes que ayudan a calmar el dolor de las hemorroides no aportan ninguna evidencia científica. Por lo que los médicos han desmentido este remedio, ya que no hay estudios que lo confirmen.

Las almorranas son un problema muy común

Las hemorroides son venas inflamadas en el ano y en la parte inferior del recto, y pueden aparecer de manera interna o externa. El estreñimiento es una de las principales causas de su aparición. La poca frecuencia y el esfuerzo realizado no ayudan en una correcta evacuación, por lo que surgen almorranas que provocan molestias como picor, dolor o ardor. La diarrea o el embarazo son situaciones que favorecen la presencia de los síntomas.

Además, las hemorroides son un problema más común de lo que se piensa, la cuestión es que la mayoría de las personas que la sufren no habla de ello con la naturalidad que se debería. Lo más recomendable es acudir al médico y modificar algunos hábitos. Debemos intentar mantener unas deposiciones regulares, ya que las almorranas suelen aparecer por realizar esfuerzos innecesarios a la hora de evacuar.

Por ello, comer fibra, beber mucha agua y acudir al servicio cuando el cuerpo lo necesite ayuda a evitar este dolor tan desagradable. Además, también es importante disminuir el consumo de bebidas alcohólicas, alimentos picantes y cafeína.

Muchas personas están acostumbradas a mirar en internet todo tipo de remedios caseros o soluciones cuando aparece un problema médico. Aunque creamos que es información fiable, a veces los resultados que ofrece Internet no son verídicos y necesitan la evidencia de un profesional, como en el caso de las patatas congeladas. Por ello, es importante confiar en tu médico para no empeorar la situación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo conseguir unas patatas fritas más crujientes

La forma correcta de conservar tus patatas

Publicidad