Novalife » Útil para ti

DEPILACIÓN EN VERANO

Guía básica para depilarte las ingles sin que se oscurezca la zona

Presta atención a estos consejos para evitar que la piel se dañe al rasurarte.

Publicidad

El pelo púbico nos protege de infecciones y heridas. Las ginecólogas aconsejan mantener siempre un mínimo de vello, ya que actúa como una barrera protectora contra las bacterias y enfermedades. Con esto dicho, el método más rápido para acabar con los pelos que sobresalen del bañador es la cuchilla. En el vídeo te damos las claves para que el afeitado sea lo más cómodo e indoloro posible.

Para evitar la irritación, la piel seca y los pelos encarnados, sigue los sencillos pasos de esta guía básica para el rasurado:

Elegir la cuchilla

La elección de la cuchilla es fundamental para el rasurado correcto. Utiliza una con tres hojas, ya que proporciona una depilación mucho menos agresiva. Si eres de piel más sensible, quédate con las que tengan solo dos hojas. Además, cuanto más juntas estén, menos penetra la piel entre ellas, lo que previene que la zona se acabe oscureciendo.

Ducharse con agua tibia

Antes de comenzar, debes darte una ducha para limpiar bien la zona. El agua tibia es fantástica para que los poros de la piel se abran y el afeitado sea mucho más suave e indoloro. El vello y la piel estarán húmedos, lo que evitará la irritación de la zona.

Humedecer la cuchilla

Haz lo mismo con la cuchilla. Mójala con agua tibia y aplica en la zona una crema para depilar con propiedades hidratantes. El producto humectante ayudará a la piel seca, así que no te cortes al utilizarlo. También te aconsejamos que solo uses las cuchillas una vez.

[[H3:Afeitar a favor del pelo]]

Rasura en la dirección en la que crece el vello con movimientos largos y lentos. Al ser un área tan delicada, hacerlo en contra provocaría la aparición de pelos enquistados, lo que puede derivar en un brote de acné o irritación.

Por último, no intentes apurar el afeitado al máximo. Si después de depilarte te ha quedado una zona un poco menos rasurada, no insistas o acabarás haciéndote daño. Recuerda que el vello no es tu enemigo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Así eran las despiadadas técnicas de depilación que utilizaban las mujeres antiguamente

Publicidad