Novalife » Útil para ti

POR CAMBIOS HORMONALES O UNA OPERACIÓN

Cómo ayudar a tu gato si ha perdido el apetito

Si tu gato no come o no come todo lo que debería, en el vídeo te damos varios consejos para que esto no sea una preocupación y la vida de tu felino vuelva a la normalidad.

Publicidad

Un animal doméstico trae consigo numerosos factores beneficiosos para la salud, tanto física como mental. Además de favorecer nuestro sistema inmunológico, las mascotas nos protegen y hacen que disminuya nuestra sensación de soledad, por lo que se convierten en miembros de la familia. El hecho de que nuestra mascota sufra problemas hace que sus dueños se preocupen. Por ejemplo, cuando un gato no quiere comer. En el vídeo te damos algunos consejos para hacer que tu felino recupere el apetito.

Es posible que tu mascota no quiera ingerir alimentos por múltiples razones. Sin embargo, cuando hablamos de gatos, las causas se incrementan: una mudanza, la llegada a casa de otro miembro o cambios de rutinas, entre otros. Estas situaciones hacen que los felinos estén bajo situaciones de estrés debido al fuerte carácter que les define, además del gran sentido territorial.

Algunas de las causas de enfermedad más comunes en los felinos son los problemas bucodentales, como la gingivitis, o un cambio no gradual en la alimentación. Otro de los factores que puede empeorar la salud de un minino es una infección de las vías respiratorias, que pueden estar provocadas por diferentes virus o bacterias.

Por otra parte, un ayuno constante, al igual que beber menos de lo necesario, también puede desencadenar grandes riesgos a corto plazo. Por esta razón, resulta necesario conocer por qué nuestro felino ha decidido no ingerir alimentos.

Lipidosis hepática felina

La continuidad de ayuno en los felinos puede ocasionar grandes peligros, como problemas renales, hormonales e incluso puede desencadenar lipidosis hepática felina. Esta enfermedad es común en todos los gatos que deciden de forma continuada no comer. Se origina por la disminución de glucosa en el organismo del felino, y ocasiona que el hígado recurra a la reserva de grasas para mantenerse.

Por estas razones, si detectas que tu gato ha dejado de comer o no ingiere alimento suficiente, puede que le esté pasando algo. En este vídeo te damos algunos consejos para que tu compañero felino recupere el apetito.

Publicidad