Una de las peores sensaciones que podemos tener es la de mareo y ganas de vomitar. Existen muchos medicamentos para tratar esta sensación, pero también hay algunos productos caseros que nos ayudarán a reducir los síntomas.

El jengibre tiene la capacidad de bloquear los responsables de las náuseas y reducir los síntomas del mareo. Puedes consumirlo de diversas maneras, aunque lo más efectivo es un té. Corta unos cuantos gajos y haz una infusión con ellos. Cuélala y bebela.

El limón es un alivio casi inmediato, ya que sus propiedades hacen que el pH del estómago se equilibre. Tan solo debes echar unas 10 gotas de limón en un vaso de agua, y media cucharada de azúcar. Mézclalo todo muy bien y bébete este preparado.

La menta tiene capacidades que mejoran nuestros problemas digestivos y, las náuseas, son uno de ellos. Tan solo debes hacer una infusión con hojas de menta. Las bolsitas de menta también tienen el mismo efecto. Si lo prefieres, puedes masticar las hojas hervidas que has desechado de la infusión.

La canela es un remedio que no debe consumir las mujeres embarazadas, pero es muy eficaz contra las náuseas. Tan solo tienes que hervir agua y echar media cucharada de canela en polvo. Cuela la mezcla y bébela. Te sentirás mejor al instante.