Muchas veces, al plancharnos el cabello, el pelo termina encrespado. Y aunque siempre echamos la culpa a la plancha, en realidad el problema es la técnica que usamos.

Una de las causas más probables de que tu pelo se encrespe después de plancharlo es que no esté bien seco. Para solucionarlo es de vital importancia que nuestra técnica de secado sea la correcta. Lo único que debes hacer es utilizar un peine plano y mantener el secador sobre tu cabeza y apuntando hacia abajo. Además, debes secar de raíz a puntas.

Una vez tengamos el cabello bien seco, debemos dividirlo en secciones y empezaremos por las capas inferiores del mismo. Pero es importante que lo peines a la vez que pasas la plancha. Para ello, con la ayuda de un peine y la mano que tienes libre, deslízalo unos 3 centímetros antes de la plancha. Esto desenredará el cabello y lo alineará para que el resultado sea perfecto.

El último paso, y el más importante para que nuestro pelo no se encrespe, es esperarnos a que nuestro cabello se enfríe y aplicar un sérum. Es fundamental que esperemos unos minutos antes de aplicarlo, pues el sérum o acondicionador en contacto con el pelo caliente podría arruinar todo el proceso de planchado.