Novalife » Útil para ti

ALIMENTOS

Estas son las mejores alternativas al táper de plástico

A la hora de conservar, guardar o mantener comida preparada en nuestra nevera solemos recurrir a los tupers de plástico como alternativa más sencilla. Pero a veces el plástico no es la opción más adecuada.

Publicidad

Te vamos a contar otras opciones por las que puedes optar y conservar los alimentos a la perfección.

Tápers de cristal

Es una de las opciones más cómodas a la hora de conservar. Se limpian muy fácil, y no cogen olor ni color. Hay algunos además que se adaptan a preparar comida en el horno y luego sólo tendrás que guardarlo en la nevera una vez se enfríe. Son además más sostenibles con el medio ambiente porque duran muchísimo tiempo y no contaminan.

Botes de cristal

Si vas a conservar cremas, caldos, purés, los botes son una de las mejores opciones. Desde los más pequeños hasta los más grandes. Vas a casa de tu madre, hace cocido, y no sabes cómo llevártelo todo a casa, pues en un bote grande. ¿Puré para tu bebé? En un bote mediano. ¿Has preparado mermelada casera? En un botecito de cristal. Opciones además que no tendrás que comprar, puedes reutilizar tus propias compras: aceitunas, habitas, maíz, espárragos… Incluso si preparas conservas para el resto del año, de tomate, pimientos, etc… los botes de cristal serán tu mejor aliado para conservar los alimentos de la mejor manera. Reutilizables durante años y perfectos para envasar al vacío sin que se estropeen ni la tapa ni el envase.

Táper con pasta | iStock

Botes con tapa

Los famosos botes ‘Jar Salad’, con la tapa incorporada. Desde hace años se han convertido en un reclamo para fotografiar constantemente y que envasar sea casi un objeto pinterest. Un lazo, una pegatina con caligrafía, y tu mejor ensalada en bote. Sí, en bote, nada de grandes tupers, o comprarlas envasadas en plástico. Metes los ingredientes, cierras, y esperas a echar la salsa que quieras el día que las vayas a consumir.

Recipientes de acero inoxidable

Como cuando te vas de excursión, justo esos. Los hay herméticos, térmicos, de diferentes tamaños y hasta con compartimentos para verduras, aliños, acompañantes… para que no se mezclen sabores, salsas ni texturas. Debes buscar acero inoxidable enfocado al sector alimentario al 100%.

Bolsas de tela

Sí, también se pueden conservar alimentos más sencillos, como sándwiches, fruta, bocadillos. No desperdicias papel, no ocupan tanto espacio, son reutilizables, versátiles, y puedes hasta personalizarlas.

Envoltorios de algodón, cáñamo y cera de abeja

No nos hemos vuelto locos, es la opción más ecológica y sostenible que hemos encontrado. Un sustituto perfecto para evitar utilizar papel de aluminio o film transparente. Estos envoltorios surgen en Estados Unidos, una tela protege la cera de las abejas y, de ahí, a proteger los alimentos. Se hacen con algodón orgánico, la cera de abejas mencionada, aceite de jojoba y resina natural de árbol. Todo muy eco. Ideal para envolver bocadillos, sándwiches, fruta, verdura, queso, cubrir platos, pan… Se amoldan perfectamente al recipiente que quieras. Además, hay diferentes tamaños, estampados, modelos… Para limpiarlos, hazlo con agua no caliente para evitar que la cera se vaya y pierda su protección. Las tapas de bambú también son muy útiles en este sentido, adaptando los diferentes tamaños a las formas que necesites.

Bolsa porta alimentos

Otro de los elementos que puedes utilizar que se almacena en un espacio mínimo y se adapta a lo que necesites. Desde congelar, llevar para una excursión, llevar en el bolso siempre por si acaso necesitas picar algo… Las hay de silicona, de papel, de algodón, de malla…

Publicidad