Es tan incómodo para los demás, cómo para nosotros, que nos suden las manos, por el motivo que sea, puede llegar a ser un problema en diversas situaciones y seguramente queramos eliminarlo con la mayor efectividad posible. Hay numerosos métodos médicos para acabar con la hiperhidrosis palmar, pasando por el cloruro de aluminio hasta llegar a la inyección de botox, pero si nuestro problema no es más que una molestia y no lo llegamos a considerar como una enfermedad, posiblemente con los trucos que te enseñamos en el vídeo seas capaz de resolver este problema y evitaras pincharte botox o someterte a cirugías.

Hiperhidrosis es el nombre que se le da a la sudoración en exceso en una región de la piel determinada y esta se da principalmente en pies y manos. Este tipo de sudoración, no está necesariamente relacionada con realizar deporte o con el calor, aunque estos factores la puedan llegar a aumentar. En casos más graves la piel puede llegar a agrietarse, ablandarse o producir un olor desagradable (bromidosis), en estos casos lo más aconsejable es acudir a un especialista que pueda tratar el problema.

Es normal que nos suden las manos en un momento de nervios, tensión o ansiedad. Pero que sea normal no quita que nos avergüence el hecho de dar la mano a alguien al saludar y que noten nuestra mano húmeda. Incomodar a los demás con nuestro exceso de sudoración y dar esa mala primera impresión no es plato de buen gusto para nadie. Esto, es más habitual que nos pase en situaciones importantes y nuestro pequeño problema hace que se vuelvan, además de importantes, incómodas. Como al hacer una entrevista de trabajo, en una reunión con los jefes, al conocer a nuestros suegros, en una visita, al quedar con algún ligue…

El exceso de sudoración lo puede producir en esfuerzos físicos al realizar ejercicios, debido a ambientes calurosos o a situaciones embarazosas, como las antes mencionadas, que causan estrés. Para intentar corregirlo seguramente hayamos escuchado lo de echarnos un poco de polvo de talco. Y, posiblemente tengamos imprescindibles como llevar en el bolso un gel antibacterial, llevar un pañuelo siempre a mano para secarnos.

Hemos hablado en numerosas ocasiones de la importancia de la alimentación, y siempre hay alimentos que podemos consumir para evitar ciertas cosas, como para combatir el calor o para broncearte. Pues en nuestro caso del sudor en las manos, también tenemos trucos en cuanto a alimentación se refiere. En el vídeo tienes todos los trucos para saber cómo acabar con el exceso de sudoración.