Ir al supermercado y volver con las bolsas andando, o llevarlas muy cargadas al coche, conlleva un gran esfuerzo. Las bolsas de plástico donde introducimos los alimentos que acabamos de comprar son bastante incómodas de llevar, como seguramente ya sabrás. Por ello, te mostramos un vídeo en el que podrás conocer un sencillísimo truco para cargarlas sin dañarte las manos.

Cada vez es más común llevar bolsas grandes al super traídas de casa con el fin de evitar consumir plástico. Pero en los casos en los que se nos han olvidado y no nos queda otra que comprar una bolsa de plástico, éstas son un incordio.

Ya no solo porque es bastante fácil que se rompan con el peso o con algún objeto o envase puntiagudo, sino porque hacen un daño horroroso en las manos y dejan unas marcas feísimas en ellas. Pero no te apures, porque en el vídeo te enseñamos como evitar que esto suceda.

Recurrir a los carritos de la compra es la mejor opción para acerar las bolsas al coche. Pero desplazar las bolsas hasta el vehículo, o tener que llevarlas andando a casa, acaba dejándonos secuelas en las manos y haciéndonos bastante daño. Si llevas una bolsa, te la vas intercambiando de mano, pero llevar varias hace que sea inevitable cortarnos la circulación y dejarnos marca.

Ahora, una vez conozcas el truco que te mostramos en el vídeo, no tendrás que volver a sufrir las bolsas de la compra.

SEGURO QUE TE INTERESA:

El truco japonés para mantener los pies calientes

Estas son las mejores cremas de mano según la OCU