Novalife » Útil para ti

UN REMEDIO DE ABUELA

El truco japonés para mantener los pies calientes

¿Sueles tener los pies congelados por muchos calcetines que te pongas? Este remedio casero japonés es infalible para mantenerlos calientes.

Publicidad

Si eres de esas personas que en invierno sufren un frío exagerado en los pies y por mucho que te abrigas y te pones capas de calcetines, nada cambia, entonces atención porque existe un truco muy curioso y efectivo para mantener los pies calientes.

El ingrediente mágico son las guindillas, aunque no es necesario que las ingieras para sentirte como en el infierno. Este truco está muy poco visto en España, pero en algunos países como Jampón las abuelas llevan años recomendándolo. En el vídeo te describimos paso a paso lo que debes hacer para que tus pies no vuelvan a quedarse helados.

Del mismo modo que la ropa de invierno nos protege del frío o la lluvia, el calzado que llevamos en esta época también es fundamental. Pero cuando ni siquiera unas buenas botas o unas zapatillas calentitas funcionan, este truco funciona de verdad.

¿Por qué algunas personas tienen siempre los pies fríos?

Cuando las manos y los pies tienden a enfriarse, pueden existir varios motivos. Al tratarse del último lugar al que accede el riego sanguíneo, es normal que sean las zonas del cuerpo que menos conservan el calor. Sin duda, los problemas de circulación están siempre en la lista de motivos, aunque no siempre son la causa. A eso se le añade la proximidad de los pies al suelo y la exposición de las manos, que no solemos llevar cubiertas por una prenda.

Otro de los motivos por los que manos y pies pierden temperatura puede ser el esfuerzo digestivo, ya que la temperatura del estómago aumenta para realizar determinadas funciones. Sin embargo, para muchas personas el frío en pies y manos no es una situación excepcional, sino habitual.

La dieta puede ayudar a que nos sintamos más templados, especialmente las comidas calientes, las legumbres, los frutos secos... Y, por supuesto, los alimentos picantes. Sin embargo, el truco casero de las abuelas japonesas no tiene que ver con la deglución de picante. En el vídeo te explicamos detenidamente cómo se consigue entrar en calor sin necesidad de comerte las guindillas.

En las distintas culturas del mundo se desarrollan métodos tradicionales, adaptados al clima, a la situación geográfica y a todo aquello que les conforman. Algunos pueden sonarnos, muchos no los habremos escuchado nunca, y otros los hemos incorporado a nuestro día a día. En este vídeo te mostramos un método empleado en Japón, un remedio de abuela que te sorprenderá por lo ingenioso y eficaz que es, además de sencillo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Estás pasando mucho frío estos días? Eso es porque no haces esto

El remedio natural definitivo para aliviar resfriados

Remedios caseros para aliviar los pies cansados

Publicidad