No hay nada como darse un buen baño caliente después de un día intenso. Si tienes bañera, y aunque no la utilices más que para darte una ducha rápida, es tan reconfortante tener la posibilidad de que cualquier día puedas tomarte, si quieres, el tiempo de prepararte un baño con espuma, sales aromáticas, velas, música romántica... tal y como una estrella de cine. Pero a ser posible, sin mugre en el desagüe o las esquinas. En un tutorial en vídeo, te mostramos cómo eliminar de tu bañera y con poco esfuerzo, cualquier suciedad que se acumule en ella y dejarla tan limpia como una patena en muy poco tiempo.

Tener una bañera no es tan común hoy día. Para muchas personas no resulta cómodo. Es muy grande, ocupa mucho espacio y por lo tanto, más suciedad se genera y más limpieza necesita.

Si tienes que emplear horas y horas para hacer una limpieza profunda de tu bañera, o lo dejas siempre para otro día, o nunca te das un baño relajante porque la ves tan sucia que te da pereza, o todas estas cosas juntas, entonces necesitas conocer el truco definitivo, el que te enseñamos en este tutorial en vídeo. Basta con muy poco para que el resultado sea asombroso.

Además, este remedio no es exclusivo para bañeras: sirve perfectamente para los platos de ducha. Recupera esa zona paradisíaca de tu casa y esos momentos de ensueño de vez en cuando con este truco que te lo pone en bandeja.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cómo mantener la alcachofa de la ducha limpia como el primer día

El truco para evitar que el espejo del baño se empañe cuando nos duchamos

La peligrosa moda de los baños de vapor vaginales