Uno de los elementos más complicados de limpiar, y que más queda en el olvido, son los radiadores. Con sus estrechas ranuras de difícil acceso, los calefactores son los mayores desatendidos del hogar. Por ello te vamos a contar un sencillísimo truco de cómo puedes limpiar estos pequeños huecos y quitar por fin el polvo y la suciedad acumulada en ellos. En el vídeo te explicamos paso a paso lo que debes hacer.

En todas las casas nos encontramos con espacios muy complicados de limpiar. Como pueden ser el interior de los muebles, la parte de atrás de éstos, o las molestas ranurillas de los radiadores. Sea por la estética o por una mejor funcionalidad, estos diminutos espacios son de lo más incómodos para limpiar. Pero no te apures, que hay una forma muy fácil de hacerlo.

Esperar a que un lugar acumule suciedad no es lo más recomendable, ya que ésta luego es mucho más difícil de quitar. El polvo puede provocar un mayor número de bacterias e incluso originar, a algunas personas, alergia o hasta ciertas enfermedades. Además, si se trata de un objeto tecnológico, la suciedad puede dejarlo inutilizable.

Pero si estás buscando un método efectivo y eficaz para limpiar el polvo en las ranuras de los radiadores sigue los consejos que te mostramos en el vídeo.

SEGURO QUE TAMBIÉN TE INTERESA:

Por qué debes limpiar con más frecuencia la bayeta de la cocina

Trucos caseros para limpiar de forma infalible la tapicería de los muebles