El cuidado del hogar supone una inversión de tiempo considerable. En el día a día nos olvidamos de ciertos rincones que también es fundamental mantener limpios. En el caso de las persianas, se añade la dificultad de lo complicado que suele ser limpiarlas. Si quieres conocer cuál es la mejor forma de hacerlo, echa un vistazo al vídeo.

Apenas prestamos atención a nuestras ventanas, y es común que las persianas amarilleen con el tiempo. También es común que la suciedad penetre por los pequeños orificios de entrada de luz, pero su limpieza da una pereza por lo complicada y poco efectiva.

La cantidad de polvo que se acumula en nuestras casas a la semana es frustrante. Por ello, es necesaria una limpieza continua y habitual: Pasar la aspiradora, fregar y ordenar son algunas las tareas más frecuentes. Pero un hogar necesita una atención y un trabajo más a fondo si no queremos que se queden rincones repletos de suciedad.

Las persianas, como cualquier otro elemento de nuestra casa, requiere atención. De hecho, la suciedad que acumulan procedente del exterior complica la tarea.

Puede parecer que la limpieza de las persianas es especialmente complicada, debido a su localización. Sin embargo, existen técnicas que te ayudarán en la tarea y te animarán a limpiarlas con más frecuencia. Dale al play y comprueba qué puedes hacer para mantenerlas impecables sin gran esfuerzo.

TAMBIÉN TE RECOMENDAMOS:

Truco para quienes somos un desastre en las tareas del hogar

Cada cuánto hay que lavar las cortinas de la casa