Por lo general, cuando compramos ropa nueva nos suele llevar un tiempo adaptarnos a ella. El ejemplo más claro son los jerseys que, debido a la tela y la poca suavidad de los primeros días, pican un montón. Por ello, te contamos dos sencillos trucos para conseguir que tus prendas nuevas no te molesten más.

Al igual que cuando nos ponemos unas zapatillas nuevas nos duelen los pies y nos incomodan durante un par de semanas, los jerseys pueden ser molestos incluso cuando ya llevan varios lavados.

Aunque influye enormemente el material del que está hecho un jersey, lo normal es que nos cueste adaptarnos a él. Sin embargo, con un jersey de lana nos llevará más tiempo familiarizarnos que con un jersey de algodón. Por este motivo, te recomendamos asegurarte de que el tipo de tela de una prenda sea de tu agrado antes de comprarla.

No obstante, si te has comprado un jersey, chaqueta o camiseta que, sin saberlo cuando la compraste, te provoca una gran picazón, en el vídeo superior te contamos un par de trucos para evitar que esto te vuelva a suceder.

Una vez los lleves a cabo, podrás comprar cualquier tipo de prenda sin temor a que en un futuro te pueda molestar o crear algún tipo de irritación en el cuerpo por el roce.

Irritación que, si bien se puede evitar con una camiseta de manga larga debajo del incómodo jersey, hace que terminemos por detestar esa prenda y no nos la queramos volver a poner nunca más.

Asimismo, estos trucos los podrás aplicar con cualquier camisa que, por un excesivo uso, ha perdido la suavidad de sus fibras. Sentirás como si tu ropa, lejos de tener la textura desagradable de siempre, hubiera sido confeccionada con un algodón suave y aterciopelado, eliminando así cualquier tipo de picazón.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Cómo eliminar el mal olor de tu ropa sin usar agua

La razón por la que deberías lavar tu ropa antes de ponértela