La COVID-19 ha hecho que cambiemos muchas de nuestras costumbres. Ahora lavamos la ropa más, así como también nuestras manos, y desinfectamos la mayoría de los objetos que tocamos: desde las llaves hasta los zapatos. Sin embargo, además de limpiar para evitar los gérmenes, también es importante preparar nuestra casa para evitar cualquier tipo de contagio. Cambiar la disposición del recibidor es un paso más para protegernos del coronavirus.

El confinamiento debido a la pandemia de COVID-19 comenzó en marzo, hace dos meses más o menos. Ahora se ha dado paso a la siguiente fase, la desescalada. Este proceso, que ya ha llegado a algunas provincias de España, da a los habitantes de esas zonas más libertad de movimiento, incluyendo además las reuniones en casas o ir a las terrazas de los bares y restaurantes.

Sin embargo, aunque parece que la tormenta del coronavirus amaine no hay que confiarse. Cada día se contagian personas y por esa misma razón deberíamos mantener las mismas precauciones e incluso aumentarlas, puesto que vamos a comenzar, poco a poco, a vivir con normalidad de nuevo.

Es por esta razón que debemos recordar utilizar guantes y mascarilla cuando salgamos a la calle y que recordemos que estos elementos de protección, en su mayoría, son de un solo uso. Además, cada vez que volvamos de la calle debemos echar la ropa que llevamos puesta a lavar, ducharnos de forma inmediata y desinfectar objetos como las gafas, las llaves o los zapatos.

Además de estas medidas de higiene, no debes olvidarte de limpiar y ventilar tu casa diariamente, así reducirás el riesgo de contagio por coronavirus. Limpia, sobre todo, las superficies que más utilizas a diario, como el móvil, la encimera de la cocina o la mesa donde comes. También puedes adaptar tu recibidor como te explicamos en el vídeo superior y minimizar más este riesgo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Así se desinfectan las sábanas, colchones y almohadas si eres positivo de coronavirus

¿Estás saliendo a correr? No deberías saltarte este calentamiento