Novalife » Útil para ti

ECHA LA MEDIDA ADECUADA

Una cucharada, una tacita, un vaso… ¿A qué cantidad se refieren las recetas cuando lo mencionan?

Cuando seguimos una receta para elaborar un plato, hay muchas posibilidades de obtener un buen resultado. Sin embargo, cuando las cantidades no aparecen en números y gramos pueden generar confusión. Por ello, en este vídeo encontrarás a qué se equivalen las expresiones como “una cucharada” o “una pizca”.

Publicidad

Las recetas de cocina son un factor muy importante para que una elaboración salga perfecta cuando no somos cocineros expertos. Aun así, para realizarlas correctamente y no equivocarnos debemos seguir los pasos y echar las medidas exactas. En este vídeo descubrirás a qué equivale cada cantidad.

En la cocina es imprescindible medir correctamente los alimentos. Si se utiliza cada ingrediente en su proporción correspondiente, la elaboración no debería contar con ningún fallo. Por ello, los libros de recetas tienen la información y los datos necesarios para realizar el plato. Sin embargo, muchas veces se opta por medidas generales que, supuestamente, todos deberíamos conocer pero que suelen ser un problema.

Cuando en la receta indica que debemos echar una cucharada de azúcar surge una pregunta: ¿de este tamaño o más grande? Cucharas hay en todas las cocinas, pero se desconoce si de las mismas dimensiones a las que posee la persona que ha realizado la elaboración.

Las medidas en los platos dulces

Las cantidades de una receta deben ser exactas en todos los platos que se preparen, así se conseguirá una elaboración lo más parecida posible a la de las instrucciones. Los postres dulces son los manjares en los que más precaución hay que tener con las medidas de los ingredientes. Más de la mitad del resultado final de estos depende de las proporciones.

Las medidas en la repostería son muy importantes. Por ejemplo, si queremos elaborar un bizcocho esponjoso debemos echar la cantidad exacta de harina, dependiendo del número de personas, ya que si no el resultado puede quedar incompleto o muy duro. En el caso de los postres, no sirve echar los ingredientes ‘a ojo’, puesto que la repostería es muy delicada y cualquier errata puede estropear el resultado.

Por ello, seguir los pasos de un libro de recetas es una buena opción para aprender a preparar este tipo de elaboraciones. En este vídeo encontrarás a qué equivalen las medidas como “una cucharada” o “un vaso” para que eches la porción adecuada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cuáles son los mejores sustitutos del azúcar

¿Siempre te sobra pan y no sabes qué hacer con él? Aquí tienes tres recetas

Publicidad