Novalife » Útil para ti

GRANDES DIFERENCIAS

Lejía vs. amoníaco: ¿cuál es mejor y para qué sirve cada uno?

Aunque tanto el amoníaco como la lejía son productos relacionados con la higiene del hogar, no son lo mismo y es por ello que hay que aprender a diferenciarlos.

Publicidad

Estos dos productos son utilizados especialmente para la limpieza de casa. Sin embargo, son productos muy distintos. Si alguna vez te has preguntado cuál es mejor, o para qué sirve cada uno, te lo contamos en el vídeo.

Ya que ambos productos son muy diferentes, es útil tener ambos en casa y utilizarlos para la limpieza frecuente del hogar, ya que podemos usarlos para muchas tareas, como desengrasar, desinfectar, etc. Sin embargo, lo principal que debes saber al usar estos dos productos es que jamás deben ser mezclados. El cruce de estos dos líquidos produce una sustancia llamada cloramina. Si la inhalamos, puede llegar a ser tóxica para el cuerpo. A lo largo del tiempo han habido varios fallecimientos por causa de intoxicaciones de lejía y amoníaco, por lo que se recomienda mantenerlos alejados y no utilizarlos en las mismas superficies.

Al igual que con el amoníaco, la lejía tampoco se debe mezclar con alcohol, ya que también puede ocasionar reacciones químicas que nos podrían intoxicar. Tampoco con el vinagre, el cual solemos usar a menudo para limpiar y quitar manchas en nuestro hogar de una forma natural. Sin embargo, mezclar estas dos sustancias puede llegar a ser peligroso ya que libera un gas tóxico que afecta a nuestras membranas mucosas, los ojos, la garganta e incluso los pulmones.

Estos productos también pueden llegar a ser muy potentes. En ocasiones es necesario diluirlos con agua antes de usarlos para limpiar el hogar. Si compras estos productos comerciados para la limpieza, muchos ya vienen diluidos por su cuenta. De esta manera se disminuye su poder corrosivo. A su vez, estos productos tienen un olor fuerte, y diluirlos también nos puede ayudar a reducirlo y evitar posibles mareos o náuseas mientras se limpia.

Así que ya sabes, aunque ambos productos sean usados para la limpieza del hogar, no significa que sean y pueden ser tratados de la misma forma. Con las recomendaciones que te contamos en el vídeo puedes llegar a aprovechar todas sus ventajas sin correr ningún peligro.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Lejía en casa: ¿cuándo debes usarla y cuándo no?

Limpieza y lejía: trucos y consejos para sacarle el máximo partido

Publicidad