Novalife » Útil para ti

CURIOSIDAD GASTRONÓMICA

¿Cuáles son las diferencias entre los espárragos verdes y blancos?

Sus propiedades nutricionales son prácticamente las mismas, pero hay un motivo por el que los espárragos verdes y los blancos son diferentes.

Publicidad

El espárrago es un alimento digestivo que se puede cocinar de diferentes formas: frito, a la

plancha, asado… Tanto el espárrago verde como el blanco cuentan con las mismas

propiedades pero, ¿conoces sus diferencias? En el vídeo te contamos por qué presentan

colores diferentes.

Los espárragos cuentan con grandes cantidades de vitamina B1, B2, B6, A, C y E. Los alimentos ricos en vitamina B pueden afectar al olor de la orina si se excede en su consumo. Sus

cualidades depurativas y antioxidantes favorecer a la eliminación total de toxinas a través de

la orina.

Este alimento aporta múltiples beneficios. Se trata de una opción muy recomendable para aquellas personas que sufren retención de líquidos o hipertensión, ya que tiene bajo contenido en sodio. Además, contiene potasio, calcio y magnesio, por lo que se convierte en

un alimento esencial para deportistas.

Para saber si los espárragos trigueros están en su punto hay que fijarse en las puntas, un verde

oscuro o morado es una señal de maduración. Cuando las puntas presentan una tonalidad

amarillenta, significa que los espárragos están viejos y que es conveniente retirarlos.

Además, es un alimento esencial en una dieta ‘detox’, ya que son bajos en grasa, muy

recomendables para cuando se padece colesterol.

Cómo cortar los espárragos verdes

Cada espárrago es una hortaliza distinta, por lo que no deberíamos cortar todos por el mismo

sitio. La manera correcta de cortarlos es con las manos. Coge cada punta del espárrago con

una mano y dóblalo. Automáticamente se romperá y se separará la parte dura de la tierna. En

vez de deshacerte de las partes moradas, congélalas para echarlas cuando prepares un caldo

de verduras.

Los espárragos se pueden conservar en la nevera con un trapo húmedo. Aunque se tienen que

consumir cuanto antes una vez los hayas comprado, en un lugar fresco aguantarán alrededor

de tres días.

A simple vista, el espárrago verde y el blanco presentan una diferencia clara. En el vídeo

encontrarás el motivo por el que los espárragos tienen un color distinto.

Publicidad